15/5/17

Turismo rural en familia en la Garrotxa

El pasado viernes nos escapamos, junto con unos amigos, de fin de semana sin niños. Nosotros es la primera vez que lo hacíamos desde que nos fuimos de "viaje de novios", y aunque lo necesitábamos después de unas semanas intensas (por decirlo suavemente) con los peques, la verdad es que se les echa de menos cuando pasas tantas horas sin ellos.

Bueno, a por lo que os quería contar... Hace unos meses, porque eso de que cuatro parejas nos fuésemos sin hijos hay que organizarlo con tiempo para encontrar canguros, empezamos a buscar casa rural por la Garrotxa y de las casas que encontramos para ocho personas, con cuatro habitaciones dobles, la que más nos gustó fue El Molí de Can Maholà.



Esta casa, forma parte de Can Maholà, pero se encuentra apartada de la casa principal, donde viven los propietarios y las casas I y II, concretamente a unos 900m.

Como su nombre indica, era el molino de la finca y se sitúa justo al lado del río, pero la han convertido en una casa preciosa y muy bien acondicionada para ir en familia.

El acceso a la casa está a nivel de una explanada muy grande, en la que se pueden poner dos pequeñas porterías para jugar a fútbol.

Nada más entrar, en planta baja, nos encontramos el salón comedor con una mesa y sillas de madera maciza, dos sofás y dos sillones, y la primera sorpresa: mesa y sillas para peques, una trona y piezas grandes de goma eva para montar una alfombra de juegos para los niños.



En planta baja también está la cocina office, muy amplia, entre el menaje de la cuál también encontramos vajilla y platos infantiles de Ikea para los peques de la familia, y un aseo.

En la planta superior hay cuatro dormitorios, todos dobles y con baño propio, pero además son lo suficientemente amplios para añadir una o dos camas supletorias.

Todas las habitaciones constan de bañera para bebés, facilitando poder bañar a los peques aunque lo que tengan los baños sean duchas.



Y en la planta baja hay una habitación enorme que fácilmente se podría convertir en quíntuple o más, también con baño propio y acceso a otra explanada exterior, que queda al lado del porche donde encontramos la barbacoa y un fregadero, y una mesa muy grande junto con otra pequeña como la del comedor para las criaturas.



En esta explanada inferior hay una pequeña puerta que da acceso al río del que se nutría el molino.

Assumpta, la más que amable dueña de la casa, nos comentó que mucha gente de la que se aloja en la casa, en vez de ir a la piscina que queda junto a la casa principal, se baña en ese tramo de río, y es que justo ahí hay una parte más ancha, llana y sin piedras en la que en verano debe dar mucho gusto bañarse.

Junto a la casa principal, además de la piscina cubierta, hay una cama elástica, otra explanada con porterías, una zona de juegos infantiles y mesas y bancos de piedra por si se quiere comer o tomar algo allí mientras los más pequeños corren y juegan.



En los alrededores de las casas de Can Maholà, hay dos burros y vacas. Y la preciosa Nit, la perra de los dueños, que es súper cariñosa, juguetona y se apunta a acompañarte por la zona.

Can Maholà se encuentra a escasos 10 minutos de Besalú y 15 minutos de Olot. Hay muchas rutas bonitas y sin apenas desnivel para poder salir a andar un ratito con los peques, y para comer algún día fuera os recomiendo ir al restaurante Montserrat de Beuda, donde podréis comer buena cocina catalana y a muy buen precio (el arroz caldosos estaba bueno no, lo siguiente).

En resumen, que fuimos a pasar un buen fin de semana de adultos, y descubrimos un muy buen lugar donde ir con los peques.

Si queréis saber detalles del precio solo tenéis que darle al link que os he puesto al inicio del post, y en el lateral veréis las tarifas de Can Maholà, pero como orientación os diré que el fin de semana, con dos noches, nos costó 450€ para ocho personas.

Si alguien se alguien se anima a ir, ya me contaréis que os ha parecido.


6 comentarios:

  1. Fin de semana genial por lo que leo, no la conocía pero está muy bien por lo que cuentas!! No en todas partes tienen accesorios de menaje y baño para peques. Me ha hecho gracia el nombre del perro. Mi gata también se llama Nit ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un lujo no tener que llevarse todos los trastos de los bebés cuando sales de fin de semana y se agradece que lo tengan en cuenta.
      Qué gracia que también se llame Nit.

      Eliminar
  2. Ya sabes que tengo el tiempo justo de leer y comentar pero este post me interesaba especialmente. Vaya sitio chulo no??? Y súper bien de precio por lo que veo. Me lo guardo en favoritos porque la Garrotxa es una zona que nos encanta y que queremos volver pronto....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas algún día ya me contarás qué te parece, pero a mí me encantó.

      Eliminar
  3. Uaaau!! Me encanta!! La verdad es que las casas rurales son una opción estupenda para ir con peques y amigos o familia. Nosotros el año pasado nos fuimos los tres con la familia de mi marido. Y los peques se lo pasaron genial!
    Me alegro que lo pasarais bien. Ahora a repetir con los peques.
    Muas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que compartir los sitios chulos, que la verdad es que cuesta encontrar sitios a sí de bien acondicionados y preparados para los peques.

      Eliminar