28/3/17

¿Qué es y qué hace una Doula?

Cuando digo que estoy finalizando mi formación como Doula, muchas veces me preguntan qué es una Doula y qué hace

Estas preguntas, seguramente casi se pueden responder a la vez y eso es lo que voy a intentar en esta entrada, además de explicaros qué tipos de acompañamientos hacemos.

Una Doula, es, generalmente, una mujer capacitada para apoyar a otra mujer en su proceso hacia la maternidad, incluyendo la pre-concepción, embarazo, parto y puerperio. Algunas incluso acompañan en la primera etapa de crianza, brindando apoyo físico y emocional, e información a la pareja en aquello que les surjan dudas.

Digo que generalmente es una mujer porqué hay pocos hombres que se hayan formado para dicho cometido, pero alguno hay (Carlos, de un Papá como Vader, por ejemplo).

La Doula se puede haber formado en conocimientos generales sobre concepción y temas de fertilidad, el desarrollo del embarazo, fisiología del parto, lactancia materna, sueño del bebé lactante... En mi caso, además del curso propio de Doula, que incluye conocimientos de fertilidad, embarazo, parto, puerperio y duelo perinatal, tengo formación como asesora de lactancia y en breve realizaré un curso sobre derechos como paciente hospitalaria para poder dar herramientas legales a las mujeres que precisen hacer valer sus derechos para que respeten sus decisiones durante su ingreso o el de su bebé, o para ayudar a quién haya sufrido violencia obstétrica.

Además, una Doula acostumbra a tener una red de contactos relacionados con todos estos temas para derivar a la mujer, pareja o bebé, si hay algo concreto que les preocupa y va más allá de un acompañamiento o si se necesitan tratamientos específicos como puede ser recuperación de suelo pélvico u osteopatía infantil, por ejemplo.

Hay que tener claro que una Doula no es una profesional del ámbito sanitario, por lo tanto ni diagnostica ni atiende, solo acompaña y brinda información. Y nunca debería decidir influir en las decisiones de las mujeres o parejas.



En cuanto a los acompañamientos, podemos decir que de manera general se acostumbran a realizar lo siguientes tipos:

- Acompañamiento pre-concepcional: cuando una pareja se plantea buscar el embarazo o está teniendo problemas para concebir, la Doula puede informarles de diferentes métodos para controlar la ovulación, darles apoyo emocional, ofrecerles información sobre tratamientos de reproducción asistida...

- Acompañamiento durante el embarazo: se resuelven dudas sobre pruebas médicas o diagnósticos brindando información a la embarazada sobre el tema. Si la mujer lo requiere (no tiene quién la acompañe, le genera nerviosismo o estrés la visita, no entiende los términos médicos o simplemente prefiere que alguien que entienda del tema esté a su lado), la Doula puede acompañarla a las visitas médicas.

Durante este período, se puede ayudar a la madre en la redacción de su Plan de Parto, explicándole todas las opciones que tiene en cada uno de los puntos para que elija libremente y no quede condicionada por los consentimientos informados que hacen firmar en los centros sanitarios.

- Acompañamiento durante el parto: desde la semana 37 de gestación, la doula entra en guardia y está disponible para acompañar a la mujer desde el momento en que ella quiera. Habrá quién quiera el acompañamiento desde que tenga la primera contracción, habrá quién prefiera esperar hasta el momento de ir al hospital, otras que busquen su apoyo en el momento del parto activo y expulsivo, o puede que una mujer quiera que la Doula la acompañe durante toda la dilatación y prefiera quedarse asolas con su pareja en el momento del expulsivo. 

Todo esto se habla previamente y si la mujer cambia de parecer durante el proceso del parto lo transmite y se adapta el acompañamiento a sus deseos.

La Doula en este momento trabaja para librar de preocupaciones a la madre, que debe estar muy concentrada en sí misma y en el proceso de parto para que todo fluya, por lo que si a la mujer lo que le preocupa más que sus contracciones es quién estará cuidando de sus hijos pequeños, la Doula estará cuidándolos, por ejemplo.

Se trata de que la mujer esté lo más tranquila posible y ahí estaremos para conseguirlo.

El acompañamiento durante el parto incluye un mínimo de dos visita post-parto para comprobar si la lactancia se establece correctamente y no hay problemas que puedan afectar a madre y criatura.

- Acompañamiento post-parto: además de ofrecer asesoramiento sobre lactancia materna, el puerperio es un momento de mucho cambio físico, emocional y de adaptación familiar, por lo que la Doula puede servir como un gran apoyo emocional.

A parte de todos estos tipos de acompañamiento, siempre se pueden concertar reuniones o visitas sueltas para cubrir cualquier necesidad que le surja a la mujer durante todo el camino hacia su maternidad.

No sé si se entiende demasiado a qué nos dedicamos las doulas, pero si tenéis cualquier pregunta podéis realizarla dejando un comentario aquí mismo o enviándome un mail a dobleaventuras@gmail.com.

Y si sois de Barcelona y queréis una Doula que os acompañe aquí me tenéis ;)

Espero haberos resuelto dudas.