12/2/17

Cómo borrar la cicatriz de la cesárea

¡Hola a todas y todos!

Sé que ando bastante desaparecida, pero aún me estoy adaptando a los nuevos horarios y no tengo demasiado tiempo de escribir, así que en vez de los tres posts a la semana a los que os tenía acostumbradas y acostumbrados os tendréis que conformar con uno... Eso sí, de todo lo que tengo ganas de contaros me limito a escribir sobre lo que creo que os puede interesar más.

Hoy quiero hablaros de cómo borrar la cicatriz de la cesárea, o como mínimo intentar borrarla.

Es cierto que es una cicatriz que apenas ve nadie, porqué por suerte las intervenciones ginecológicas en este aspecto han cambiado mucho, y de las cicatrices verticales que se hacían antaño y que marcaban de tal manera a las mujeres que la mayoría no volvía a ponerse un bikini, hemos pasado a una incisión que apenas abarca la línea superior del vello púbico y que queda tapado por las braguitas.

Además es la marca de haber traído un hijo, hija o ambos a este mundo, y por lo tanto tiene un buen fin, pero a más de una nos trae malos recuerdos...

A unas porqué razones de violencia obstétrica, a otras como yo porqué implicó una separación con los peques porqué no permitía levantarme e ir a verles a neonatos, y a otras simplemente porqué no les gusta que su cuerpo tenga marcas.

Es cierto que yo he tenido sentimientos muy encontrados respecto a esa línea bajo mi vientre, de respeto hacia ella porqué fue la manera de traer a los mellis al mundo y de rabia por las horas que me mantuvo separada de ellos y el dolor que me provocó durante casi un año cada vez que me venía la regla.

Aún ahora noto la zona sin tacto, como si tuviese un corcho, inflamada cuando me tiene que venir la regla... Y aunque no dejaré de agradecer a esa línea que permitiese nacer a mis hijos, me ponía mala cada vez que la veía tan marcada y oscura después de más de 4 años, por lo que me decidí a investigar cómo podía borrarla o disimularla un poco.

Por supuesto sabía de la existencia del aceite de rosa de mosqueta y de sus cualidades para evitar que queden cicatrices, pero pensaba que después de tanto tiempo no tenía nada que hacer. Pero entonces apareció Repavar con su nueva fórmula aceite de rosa de mosqueta advance, producto que me han dejado probar y que me ha sorprendido muy gratamente.

En un mes de uso, poniéndome el aceite una vez al día, se ha aclarado muchísimo, y en un extremo casi ha desaparecido.

¡Apenas se ve la cicatriz ya!


Había usado Repavar "normal" para la herida que se hizo mi hija en la nariz en Semana Santa del año pasado, y la verdad es que no le ha quedado ninguna marca aún siendo tiempo ya de darle el sol. Pero a diferencia de con mi cicatriz, a X le puse el aceite desde el primer día que empezó a secarse la herida.

Ahora me debato entre seguir usando el aceite y que la cicatriz de la cesárea desaparezca del todo o dejar que se vea muy sutilmente...

Lo que está bastante claro es que si usáis Repavar aceite puro de rosa de mosqueta advance desde el primer día, esa cicatriz desaparecerá muy rápido.



Puede parecer un producto caro (cuesta unos 13€), pero he de deciros que dura un montón y comparado con otras "cremas milagrosas" que acaban sin hacerte mejorar lo más mínimo el precio está muy bien. Poniéndomelo cada día durante un mes, apenas he usado un cuarto del frasco, con lo que a este ritmo tengo Repavar para toda la vida.

Tengo que hacer mención especial a lo bonito que me parece el frasco, que sigue siendo cuentagotas. Respecto al de aceite normal es mucho más bonito y el precio es prácticamente igual.

La única cosa a tener en cuenta al aplicarlo es que, como todo aceite, puede manchar la ropa, pero después de lavar la ropa no he visto que se haya mantenido la mancha en ninguna de mis prendas.

En fin, que me ha sorprendido y os recomiendo mucho esta nueva fórmula de Repavar.

Si la usáis, espero que me contéis vuestras impresiones.

7/2/17

Disfraces para mellizos

No sé si al resto de multimadres les pasa, pero yo siempre he pensado que sería gracioso disfrazar a los mellizos de parejas de personajes de dibujos. La pega es que mis hijos tienen las ideas muy claras y no se dejan convencer... 

Pero bueno, aprovechando que se acerca carnaval, os dejo ideas a ver si os gustan y conseguís convencer a vuestros twins:

Peter Pan y Campanilla:


Disfraces muy sencillos de hacer y que salen baratos.

El de Campanilla se puede hacer con un body o maillot y una faldita de tul hecha a mano o comprada, y las alas las tenéis a montones en los bazares chinos estos días.

Y el de Peter Pan se arregla con unos leggins verdes, recortando una camiseta verde básica comprada un par de tallas grande y el gorro con fieltro.


Minnie y Mickey Mouse:


Otros fáciles y baratos son los ratoncitos por excelencia de Disney.

Ambos con bodies o camisetas negras para el cuerpo y leggins, medias o leotardos negros para cubrir las piernas.

Luego una faldita de tul roja para ella con redondas blancas pegadas y un pantalón corto rojo para él.

Para rematar el atuendo unas orejas hechas con una diadema a la que le pegamos dos círculos de fieltro negro con cola caliente y un lazo en el caso de Minnie, y si tenéis zapatillas deportivas blancas.


Heidi y Pedro:


No he encontrado niños disfrazados de Heidi y Pedro, pero como han vuelto a hacer la serie en Clan igual se vuelve a poner de moda...

El disfraz de Pedro es sencillísimo; pantalón azul o vaquero con un pedazo cosido y camiseta anaranjada.

Para el de Heidi se necesita una falda larguita fucsia, una camiseta amarilla y el chaleco se puede hacer con fieltro granate anudado con un cordón de zapatos negro.


Zipi y Zape:



Si tienes dos niños puedes disfrazarles de nuestros mellizos traviesos de referencia, la pareja de rubio y moreno Zipi y Zape.

No sabía que habían hecho películas de este par, pero el atuendo de los niños del cartel nos puede servir como idea para el disfraz: camisa blanca , corbatín, chaleco rojo de punto y pantalón corto.

Si el color de pelo de los niños no acaba de cuadrar con rubio y moreno, siempre se le puede pintar con un spray de esos que se van tal cuál les duchas.


Elsa y Ana:



Y si tienes dos niñas seguro que les gusta disfrazarse de las princesas más famosas de los últimos tiempos.

Como veis en la foto, no hace falta gastarse un dineral en los disfraces, y con tela de malla y tul se pueden hacer los vestidos. Aunque es verdad que hace fresco para ir sin mangas y siempre se puede adaptar y cambiar la malla por bodies o camisetas de manga larga (no luce tanto pero no se resfrían las criaturas) y en vez de anudar el tul a la malla hacerlo al lazo que servirá para atar la falda.


¿Qué os parecen las ideas? ¿Disfrazarías a tus peques de alguna de estas parejas?

Por aquí este año han decidido disfrazarse de Cenicienta y Sant Jordi, así que me quedaré con las ganas de disfrazarles de Peter Pan y Campanilla, cosa que llevo pensando desde que me quedé embarazada...



Nota: imágenes encontradas en Pinterest