19/7/16

Cerrado por vacaciones

Estoy fuera de la ciudad, sin ordenador ni tablet, así que no hay forma de escribir posts aunque encontrase el tiempo, por lo que no habrá entradas hasta septiembre.

Mientras tanto seguimos hablando por twitter e instagram.

Un beso a todos y todas. Disfrutad del verano.



Álbum para el bebé

En nada declararé el blog oficialmente de vacaciones porqué ya veis que estos días paso poco por aquí, pero antes de despedirme hasta septiembre quiero enseñaros mi última creación de scrapbooking.

Se trata de un álbum para bebé, con sitio para poner las fotos de esos cumplemeses que tanto nos gustan a las madres.



En este caso he usado papeles de las colecciones Bundle Of Joy y Bundle Of Joy 2. Ambas tienen la misma paleta de colores y unos diseños y dibujos monísimos. Y lo que más me gusta, no son los típicos diseños clasicones.

El álbum cuenta con una página inicial en la que la tarjeta welcome baby esconde la foto de recién nacido, y en la parte posterior se pueden poner los datos de nacimiento (fecha, hora, talla, peso...).



Luego cada página tiene la misma estructura: por delante un marco para una foto de medida 10x10 cm y el número del mes, y por detrás una carpetita donde poder guardar notas sobre los avances del bebé, fotos, peso y talla de ese mes, o lo que nos dé la real gana.



La portada y contraportada las hice forrando cartón piedra con papeles de esa misma colección, y decorando la portada con marcos superpuestos, un body y un cartelito que dice sweet baby boy.



En este caso el encuadernado lo he hecho con cordel blanco. Quería escapar de las anillas o encuadernados clásicos y me ha gustado el toque que le da el cordel. ¡Ah! Un truquillo para fijarlo y que no se desate es ponerle una gota de cola en el nudo del lazo, así no tenéis riesgo de ir perdiéndolo y que cada vez que lo miréis o tengáis que añadir fotos os paséis el rato haciendo el lazo de nuevo.

Y para guardarlo, nada mejor que una caja hecha con otro de los papeles de la colección.

Tanto las carpetitas de las traseras de cada página como la caja las he hecho con la Punch Board de WeR Memory Keepers, aunque se pueden hacer a mano, pero fue mi capricho en el último pedido a Up&Scrap (tienda online que os recomiendo muy mucho) y tengo clarísimo que la voy a amortizar.

¿Os gusta el resultado? Os aseguro que al seguir el mismo diseño en todas las páginas la ejecución de la estructura es mucho más rápida y en el momento de decorar no estás tan cansada y sin ideas.



¿Alguien se anima a hacer uno y me lo enseña? No hace falta que sea para los bebés propios, es un bonito regalo fuera de los clásicos ropa, chupetes y pañales, y tiene el valor añadido de haberlo hecho uno mismo.


15/7/16

Juguetes de madera

¡Hola! Ya queda nada y menos para irme de vacaciones con los enanos, y aunque intentaré publicar algún post de vez en cuando durante estos días que quedan de julio y el mes de agosto, os aviso de que será muy de uvas a peras.
Pero antes de todo esto quería presentaros una marca de juguetes de madera con la que me hace especial ilusión colaborar.

Se trata de Enrosca, una empresa de Hospitalet de Llobregat que comercializa juguetes artesanos, hechos en nuestro territorio, con materiales naturales y además con carácter social, ya que algunas de las cosas las hacen en un taller donde trabajan chicos y chicas con capacidad intelectual reducida.

Resumiendo, juguetes km 0, ecológicos y con entidad social.

Los juguetes que comercializan siguen las filosofías Montessori, Waldorf, Pickler y Hengstenberg. Líneas pedagógicas que dejan a los niños jugar libremente, sin unas pautas marcada, para que descubran el mundo a su ritmo y según sus intereses. Siendo su propia imaginación la mejor manera que tienen de aprender.



El hecho de que algunos acabados los hagan chicos discapacitados hace que no sean perfectos, pero para mí tiene más valor un juguete pintado con tintes naturales que tiene algún goterón o no ha quedado recto hecho por una persona de capacidad intelectual reducida, que algo pintado por una máquina en una fábrica enorme y que tiene la línea recta y bien definida.

¿Por qué os decía que me ha hecho especial ilusión colaborar con Enrosca? Porqué resulta que sin saberlo les conocía desde hace tres años. 

No lo sabía, pero esos juguetes con los que los mellis pasaban horas jugando en la guardería y de los que costaba tanto separarlos cada día, era de ellos. Recuerdo lo que costaba despegar a A del párking y los coches, o a X de los cestos de los tesoros o el bote de encajar carretes de hilo.

En Enrosca tienen contacto con muchas guarderías del barrio, y además de pequeños juguetes también hacen mobiliario de juego para exterior como casitas o cocinitas para los patios, y barreras de seguridad y mesas con bancos.



He de deciros que gracias a Enrosca, la guardería de mis hijos ha empezado a colaborar con los chicos y chicas del taller ocupacional Bogatell, y está siendo una experiencia preciosa para todos. Estos chicos y chicas van un par de días a la semana a la guardería y ayudan en pequeñas tareas cómo preparar los colchones para que duerman la siesta los peques, cuidan el huerto y enseñan a los niños a regar...

¿No os encanta el proyecto, los valores y el tipo de juguetes de esta marca? Pues os anuncio que ya tienen su propia tienda online y que estará activa a partir del próximo 2 de noviembre.

Mientras tanto os dejo las fotos de algunas de sus novedades que hemos tenido el placer de probar y que se vienen de vacaciones con nosotros.




Por cierto, tienen muchísimo material para cestos de los tesoros (paneres dels tresors), que es mi regalo favorito para niños a partir de 6 meses.

Hasta que tengan la tienda propia podéis pasaros por Aúpali Portabebés i Criança, que tienen todo un rincón dedicado en exclusiva a Enrosca, a parte de material para cestos de los tesoros vendido a granel.



12/7/16

Zapatos madre e hija

Lo prometido es deuda, y hace cosa de un mes le dije a X que buscaríamos unos zapatos iguales para ella y para mí y así lo hice.

Desde siempre le han gustado todos mis zapatos y las bailarinas las que más, llegando a decirme hace poco que las plateadas se las tengo que regalar cuando le vayan bien.



Hará cosa de un mes, se me acabaron de romper las bailarinas blancas. Sé que el blanco no es lo mejor para ponerle a una niña de no llega a cuatro años, porqué el blanco va a durar nada y menos, pero son las que me hacían falta, y después de lo que me gustó el servicio de Pisamonas me puse a mirar varios modelos.

Estuve hablando con Pisamonas para encontrar un modelo que estuviera disponible en su talla 27 y mi 37, y reconozco que costó porqué había un modelo con una cinta que me gustaba más, pero lo conseguimos.

Hice que las dos abriésemos la caja a la vez, y X se puso eufórica.



Por supuesto se las quiso poner al instante y acompañarme a hacer unos recados. Estaba taaan feliz que me dejó hacerle un montón de fotos, cosa que cuesta horrores.




Le van un poco grandes, y he conseguido que las guarde hasta septiembre, pero me toca guardar las mías también. Todo sea por ahorrarnos morros largos y enfados continuos.

¿Qué os parecen nuestros zapatos nuevos?



De nuevo remarco el buen servicio de Pisamonas, el precio y la calidad del calzado y les doy las gracias por estas bailarinas.

Por cierto, el viernes día 15 de julio empiezan rebajas en su web, así que si de normal ya están bien de precio será cuestión de echar un ojo para la vuelta al cole.

8/7/16

Abusos sexuales

Hace una semanas asistí a una charla sobre prevención de abusos sexuales que se ofrecía en el colegio de los mellis.

Me apunté porque pensé que sería interesante tener nociones básicas de cómo detectar un abuso, y más viendo cómo cada vez salen a la luz más casos.

Anteayer mismo compartía en twitter este artículo de El País, dónde se explicaba la historia de María, una niña de 9 años que en realidad no se llama así, y que consiguió grabar una conversación con su padre para demostrar que abusaba de ella.

El artículo pone los pelos de punta, pero por lo que nos contaron en la charla es muy habitual que eso suceda. Mucho más habitual de lo que nos pensamos.

La charla nos la dio una chica de la Fundación Vicki Bernadet. Debería haber venido la propia Vicki Bernadet, pero justo fue abuela ese mismo día y por tanto quedó más que disculpada su ausencia.

Ella misma, Vicki Bernadet había sufrido abusos desde los 9 años hasta los 17, y no lo desveló hasta los 34 años, cuando tuvo que enfrentarse a cómo reaccionaría su familia y a la falta de recursos que la ayudasen a superar lo que había pasado.

Esa falta de recursos especializados, que supiesen tratar algo que en aquel momento no tenía "nombre", la hizo crear la Fundación.

Como Vicki y María, alrededor de un 20% de la población ha sufrido o está sufriendo abusos sexuales. ¡Una de cada cinco personas!

Por poneros más números sobre la mesa, en la Fundación Vicki Bernadet atienden unos 750 casos nuevos cada año, de los cuales 260  acaban en terapia.

No sé qué os parece a vosotros, pero a mí me parece increíble.

Antes os decía que en la época que Vicki destapó lo que había sufrido, aquello no tenía "nombre", y es que en 1994 los conceptos violencia de género o tolerancia cero a la violencia no existían. No se hablaba de todo eso.

Algo que debemos tener claro es que la única manera de acabar con los abusos es hablar de ello.

Lo que pasa es que muchas veces no es tan fácil hablar abiertamente de lo que está pasando (por miedo a las reacciones de nuestro entorno, miedo a las represalias del abusador, vergüenza, etc.) o en el caso de los niños les puede ser difícil explicarlo o no se les cree.

Por ello es muy importante asentar la base de confianza y de apego con los niños, un ambiente familiar seguro con demostración de amor incondicional.

En la charla nos explicaron que la gran mayoría de abusos sexuales a menores vienen dados por familiares o personas cercanas y de "confianza".

Las fórmulas que usas los abusadores es hacer creer a los niños que son más especiales que el resto de niños de la familia, que harán cosas muy divertidas ellos solos, pero que no se lo pueden contar a nadie porque el resto se pondrían celosos o les reñirían. Esos juegos, esa relación especial debe mantenerse en secreto.

Y ahí aparece una palabra que deberíamos eliminar del vocabulario familiar: secreto.

Imagen Flickr

Un secreto es algo que no se debe contar bajo ningún concepto, pero lo que queremos que sepan los niños es que tienen derecho a explicar todo lo que quieran y cuando quieran. Sustituyamos secreto por sorpresa cuando lo que queremos es que no desvelen algo antes de tiempo, pero no les prohibamos contar las cosas, porque eso les dará la confianza de cuestionar al adulto que les impone un secreto.



María, la niña del artículo sabía que podía quejarse, que podía decir que lo que le hacía su padre no le gustaba, y aunque se encontró muchas trabas consiguió demostrar a la gente que su padre hacía algo que no estaba bien.

Si María se hubiese sentido desatendida, hubiese tenido una madre que no la escuchaba, o si lo hacía no la creyese, ¿cuánto habría durado su pesadilla? ¿Qué habría pasado si su madre se hubiese comportado como sus abuelos paternos?

Si detectáis un indicio de abuso estad al caso, y si se confirman las sospechas denunciadlo y proteged a la víctima. No calléis. En pleno siglo XXI no podemos callarnos estas cosas.

Otra de las cosas que nos debe hacer reflexionar es el mal que hacen en la sociedad esos micromachismos que infunden miedo a las mujeres (cuidado cuando salgas, no vayas sola, no bebas de la copa de nadie, no te fíes de los chicos) y que inculcan que como los chicos son fuertes y valientes no les puede pasar nada.

¿A cuántas chicas se las culpa de que les pase algo por su manera de vestir? Tenemos el caso ahora mismo de San Fermín... Les decimos a las chicas que no enseñen los pechos, pero nadie les dice a los niños que no las toquen.

¿Cuántos chicos no habrán explicado un abuso, un robo o que les han pegado por el simple hecho de que a ellos eso no les podía pasar?

O si una mujer abusa de un adolescente y a éste se le ocurre contar que una mujer, por ejemplo, le ha tocado, ¿cuántos le llamarán campeón por "haber estado con una madurita"?

No confundamos abusos con experiencias. Una relación abusiva es aquella en la que una persona somete a otra por el bien propio, no en pro del sometido.

Acabada la charla pregunté sobre algún libro que hable sobre las etapas sexuales de los niños, porqué si sabemos qué es lo normal en cada etapa podremos detectar mejor si algo se sale de la norma, y me dio los siguientes títulos de la Editorial Serres: "Es alucinante" y "Sexo, ¿qué es?".

En tiendas no se encuentran porqué ya están descatalogados, pero me comentó que es fácil encontrarlos en las bibliotecas públicas, así que en septiembre pienso ir a buscarlos.

Si formáis parte de una AMPA o AFA os recomiendo que intentéis hacer una charla sobre prevención de abusos sexuales. Hablando se nos abren los ojos.

5/7/16

Cuentos para reflexionar los padres

El primer post de la semana lo dedico no a un cuento, sino a tres, porque creo que los tres podrían hacer reflexionar a muchos padres y madres sobre la actitud que muestran ante sus hijos.

Tenemos los tres en catalán, pero existe la versión castellana de los tres. Os pongo los links al final del post.

El primero del que quiero hablaros es de "La Lola se'n va a l'Àfrica" de BiraBiro Editorial.



En esta historia conocemos a Lola, una niña pequeña que está harta de los tremendos de sus hermanos, que no paran quietos, y decide irse a África para desconectar.

Antes de irse, y con la maleta en la mano, decide avisar a sus padres del viaje que quiere emprender, pero éstos se limitan a decirle que muy bien, fantástico, pero que se tape no vaya a coger frío y no vuelva tarde.



Con el "beneplácito" de sus padres, Lola coge la maleta y se va a lo que ella cree que es África (un árbol de su jardín), pero el chófer de la familia le explica que África está más lejos y que si quiere el la acompaña. Con lo que Lola acaba pasando el día en compañía del chófer, que ha sido de lo más amable y ha entendido que la niña lo que necesitaba era un rato de atención para ella sola.

Moraleja 1: a veces los niños necesitan tiempo en exclusiva con los padres, dejando a un lado a sus hermanos. Igual que muchos adultos necesitamos un rato de tranquilidad en soledad o salir solo con nuestra pareja o amigos.

El segundo cuento es "Diga-l'hi a la mare, diga-l'hi al pare" de Animallibres.



Este cuento nos explica cómo pasa Martí un día de lluvia en casa.

Mientras sus padres al ver que llueve piensan todo lo que podrán hacer al quedarse en casa, Martí ya resopla de aburrimiento. Pero los niños tienen una inventiva brutal y empieza a pensar qué cosas puede hacer.

El caso es que sólo se le ocurren cosas que normalmente no le dejan hacer, pero sus padres están tan ocupados que cada vez que les pregunta si puede hacer algo, mandan a Martí a preguntarle al otro.

Por poneros algunos ejemplos, les pregunta si puede ir desnudo por casa, ver los dibujos violentos que nunca le dejan ver, si puede bañar al perro o pintar el baño de colorines.



Martí pregunta siempre, pero su madre le responde que le pregunte a su padre, y su padre que le pregunte a su madre. Como nunca recibe un NO por respuesta, el va haciendo, hasta que sus padres reaccionan y se dan cuenta que puede estar bañándose solo y por tanto puede estar en peligro.

Cuando ven la que ha liado en el baño ponen el grito en el cielo, pero el niño les responde que él a preguntado y nadie le ha dicho NO.

Moraleja 2: por muy ocupado u ocupada que estés, atiende a tus hijos. Ellos siempre buscan tu aprobación.

Y para acabar os quiero hablar de "El meu rinoceront també menja creps" de Blume.



Aquí nos encontramos con Dàlia, una niña que se siente sola, muy sola, porqué sus padres nunca la escuchan y apenas hablan con ella.

Siempre están ocupados, incluso cuando trata de decirles que hay un rinoceronte en casa. 

Pero no hay mal que por bien no venga y Dàlia y el Rinoceronte se hacen amigos. Juegan juntos, se hacen cosquillas, miran la tele y devoran crepes, comida que al rinoceronte le encanta.

Un día los padres de Dàlia la riñen porque se ha acabado los crepes, y ella intenta explicarles que hace día que hay un rinoceronte en casa al que le gustan mucho los crepes y se los come todos, que no ha sido ella.



La reacción de los padres, en vez de creerla, es llevarla de visita al zoo para que vea a rinocerontes "de verdad" y lo que comen. Pero son ellos los que se quedan helados al ver un cartel que dice que un rinoceronte morado se ha escapado del zoo y que le gustan mucho las crepes.

Moraleja 3: si no le enseñas a tus hijos que pueden hablar contigo, explicarte sus cosas y confiar en ti, lo que conseguirás es que no te cuenten nada. Ellos confían en ti; confía tú en ellos y escúchales.

Parece mentira que todas estas situaciones pasen, pero vivimos en un mundo muy individualista, donde los primero es uno mismo y el resto del mundo que espere, y eso no debería pasar con los niños ni con nadie.

Todos necesitamos que la gente nos dedique tiempo, nos atienda y nos escuche, así que demos un poco de ejemplo y no dejemos a los niños de lado.

¿Conocéis más cuentos que expliquen situaciones parecidas?

PD: os dejo los links a los libros en sus versiones castellanas