29/4/16

Cuando una puerta se cierra

Algunos ya sabéis que mi vida profesional no iba demasiado bien desde hace tiempo. La empresa en la que trabajo lleva mucho tiempo herida de muerte, tanto como séis años.

Sí, habéis leído bien. Séis años de agonía que (¡por fin!) tiene fecha de final.

Hemos pasado por un ERE de suspensión, ERE de extinción con reducción de plantilla a una cuarta parte, bajadas de sueldo sin negociaciones posibles reiteradamente, obligar al personal a acogerse a reducciones de jornada para aun reducirnos más el sueldo, pagar tarde o en fracciones, dejar de pagar más de cinco nóminas, un pre-concurso de acreedores y por último el concurso en el que se han descubierto todas sus cartas y un administrador concursal ha determinado que ya va siendo hora de cerrar la empresa.

¿Qué os parece el historial? Pues le añado que además en mi casa esos problemas se multiplicaban por dos porqué mi marido y yo trabajamos en el mismo sitio. Casi sabemos más de derecho laboral que muchos asesores.

Muchos pensaréis que es casi para darme el pésame, pero si os digo la verdad, el anuncio de que cerrarán ha sido una liberación. Para mí ha sido como si me quitasen una cadena muy pesada que me tenía atada, como si me quitasen un lastre que me hundía cada vez más en la miseria y no sólo económica (supongo que os podéis imaginar que no se puede ahorrar ni un céntimo estando así), sino que además me estaba afectando a nivel de salud.

Que te quemen con incertidumbres, mentiras y desprecios desde hace tanto tiempo, hace que la salud mental merme y en consecuencia también la física. ¡No me he puesto tantas veces mala en mi vida como el último año! Por no hablar de lo que cuesta levantarse cada mañana para ir a un trabajo que han conseguido que no te guste y además sepas que es probable que trabajes gratis por enésima vez.

Por todo ésto que os cuento me he tomado bien el anuncio de cierre. Ya no podía más y necesitaba que me quitasen esa carga de encima.

Aun no sé dónde buscaré trabajo, si plantearme cambiar de sector, si ponerme por mi cuenta y riesgo... Pero sé que saldremos de ésta, de una manera u otra saldremos adelante. Sí, es cierto que tener tres hijos te pone una presión añadida, pero es una presión positiva.


Tengo grabada a fuego en la mente la frase cuando una puerta se cierra, se abre una ventana, y además con unas vistas preciosas.

Si hace falta hasta que encuentre un trabajo venderé álbumes o cuadros de scrapbooking, haré talleres, volveré al ganchillo o le daré más caña a la máquina de coser.

Me he planteado aprender a usar el photoshop, mejorar el inglés (que falta me hace), recordar lo que sé de francés, toquetear de nuevo el autocad, formarme como doula...

Me conozco y parada (en el sentido de quieta, porqué seré una más en la cola del paro), no estaré. No he sabido nunca estarlo y no empezaré ahora.

No quiero que nadie me de el pésame. El cierre de la empresa no es algo malo, es una nueva oportunidad, de reinventarme o mejorar, aun no lo sé, pero una oportunidad.

Gracias a todos por estar ahí, y espero contar con vosotros para distribuir mi currículum si hace falta.

26/4/16

Familias ensambladas

La semana pasada os reseñaba un cuento que os comenté que estaba enmarcado dentro de un proyecto que me había gustado mucho. Un proyecto llamado VaDePapus y que he querido investigar un poco más a fondo.

VaDePapus es una de las maneras de dar a conocer lo que se llaman familias ensambladas (famílies enllaçades en catalán).

¿Y qué es una familia ensamblada? Pues una familia formada por miembros de diferentes familias, que aunque no tengan una relación sanguínea, se ensamblan formando nuevos lazos de unión.

Para intentar explicarlo de una manera sencilla, os pongo el ejemplo del cuento que os reseñé:

Una pareja con una hija se separa, y tanto hombre como mujer encuentran pareja nueva. Los nuevos integrantes no sólo aceptan a la niña sino que la quieren y se implican en su vida como si fuese hija suya. Esa niña hace de nexo entre las familias, uniéndolas, enlazándolas, ensamblándolas, vinculándolas.

Pero es que en este tipo de familia no solo se tienen en cuenta a padres, madres, papus y mamus (lo que conoce la gente como padrastros y madrastras), sino que se incluye a abuelos y abuelas, nuevos hermanos y hermanas, tíos, tías... Todo aquel que forme parte de la vida diaria de la familia, se implique en ella.

¿Por qué me ha gustado el proyecto? Porqué, para empezar, elimina la visión de que una pareja que se separa acaba a malas sí o sí. Y además añade en lo que comúnmente se llama núcleo familiar a todo aquel más allá del primer grado de consanguinidad que se implique en la familia.

Ya vale de hablar de madrastras, padrastros, hermanastras y hermanastros. Todos ellos son sustantivos que tenemos identificados como algo malo y nos viene de los cuentos clásicos.

En pleno siglo XXI, hemos aprendido que podemos convivir, que nos podemos querer de maneras diferentes y que una separación no implica cortar una relación o llevarse mal.

La terminología que nos enseñan los proyectos que dan visibilidad a las familias ensambladas, pretende reforzar lo positivo, darle valor y eliminar tópicos.

Espero que este proyecto os guste tanto como me ha gustado a mí.

Os dejo otros links que muy amablemente me ha pasado Berta, la autora del cuento que me ha hecho descubrir este bonito proyecto:


24/4/16

Con lo que yo había sido

Hace meses que la frase del título viene mucho a mi mente. Y es que últimamente me gusto poco.

Me pongo delante del espejo y no me gusta mi reflejo. Sólo veo las marcas que el tiempo y la maternidad van dejando sobre mi cuerpo.

No considero que sea la famosa crisis de los 30 (hace poco más de dos semanas cumplí 32 añitos) porque la verdad es que cumplir años no me importa y me considero joven, pero las marcas últimamente me pesan y mi cabeza repite mucho eso de con lo que yo había sido.

En la cara las eternas ojeras, las manchas que aparecieron aun tomando el sol con crema de protección 50 durante los embarazos, las marcas de los granitos que han quedado y de los que me siguen saliendo (viva las hormonas revueltas), dejan en un segundo plano la luz que desprenden mis ojos y que siempre me había gustado.

En mi cuerpo los pechos que han quedado en nada después de casi tres años de lactancia, la piel nada tersa de la barriga tras los embarazos, el hoyuelo que muestra mi pequeña diástasis, y la cicatriz horrible de la cesárea, que más mal no ha podido quedar.

Sí, mi cuerpo tiene más forma de pera que nunca y me cuesta mucho verlo al descubierto. Echo tanto de menos aquella barriga fibrada, plana, con la piel tonificada... La echo tanto de menos que he decidido que este verano toca comprar bañadores en vez de bikinis...



Yo, que era de top-less en la playa y de enseñar el ombligo con tops cortos, he decidido pasarme al bañador, para taparme cuanto más mejor.

Me está costando mucho aceptar los últimos cambios que ha sufrido mi cuerpo tras el embarazo de N. Después de los mellis me encontraba bien y lo único que me molestaba era la cicatriz de la cesárea que era fácil de esconder.

La gente me dice que me he quedado muy bien, que no parece que haya tenido tres niños, blablabla... Pero no, eso es lo que ve todo el mundo con ropa. Mi problema no es verme mona vestida, lo es verme sin ropa, cuando no hay nada que esconda esas jodidas marcas. Y si no me quiero yo, imaginaros lo que cuesta dejar que me quieran.

Alguna puede pensar que estoy en pleno síndrome pre-menstrual, pero no lo estoy. Al contrario, estoy en plena ovulación, así que estos sentimientos no son culpa de nuestras queridas hormonas que nos llevan arriba y abajo como en una montaña rusa.

Ayer tenía un bautizo y estrené ropa, me pinté y me subí en mis tacones de 12 cm. Estaba guapa, todos me lo dijeron, y me gustó, me sentí bien porque durante un rato me lo creí. Pero fue llegar a casa, sacarme el “disfraz” de chica guapa, ponerme frente al espejo a quitarme el poco maquillaje que llevaba y tener ganas de acurrucarme en la cama a dormir y no despertarme en tres días.

¿Necesito tiempo? Seguramente.

¿Necesito quererme? Sí, pero no sé cómo sacar a relucir lo que he dejado en las sombras y esconder lo que más veo.

¿Por qué cuento ésto? Porqué necesitaba dejar de esconderme, aunque fuese durante un ratito, tras la coraza de estoy bien y soy muy fuerte.

¿Por qué lo cuento aquí? Porqué este blog nació para tener un rincón de desahogo, un rincón donde poder explotar y escribir sin tener que escuchar a una persona delante mío decirme “ánimo” o “tranquila” o “todo irá bien”.


Con lo que yo había sido y aquí estoy explicando mis miserias...


22/4/16

Cuentos Pop-Up

¡¡Mañana es Sant Jordi!!

Por si no lo habéis notado me encanta este día y la tradición de regalar rosas y libros, y por eso he querido dedicar la semana a recomendaros cuentos para los peques de la casa.

Hoy quiero enseñaros tres cuentos que no son para niños muy pequeños porque son verdaderas obras de arte en cuanto a Pop-Ups. El miércoles ya os enseñé imágenes del de Astérix y aquí tenéis más opciones:

El Monstruo de Colores de Anna Llenas en versión Pop-Up es idéntico a la versión normal pero poniendo en 3D los elementos gráficos.
La Noche de los Piratas de la editorial Combel, fue un regalo de cumpleaños que se añadió a nuestro Rincón de Lectura y es precioso.
Y para acabar, la colección de cuentos clásicos Mini-Pops también de Combel. Creo que tienen cuatro títulos: La Cenicienta, Ricitos de Oro, Caperucita y Los Tres Cerditos.

21/4/16

Santi, Jordi, la Princesa i el Drac

Seguimos con la temática de la semana basada en los cuentos y la literatura infantil porqué dentro de dos días es Sant Jordi y espero que todos lo celebréis comprando libros a los peques de la familia.

Hoy os presento un cuento de Sant Jordi pero que no cuenta la leyenda de dicho personaje, sino la historia de una Princesa que vivía entre dos castillos, pretendiendo enmarcar el cuento dentro de un proyecto llamado Vadepapus (espero hablaros de él más en profundidad en un futuro post), que pretende dar visibilidad, herramientas y una terminología positiva a las familias ensambladas.

Se trata del cuento Santi, Jordi, la Princesa i el Drac escrito por Berta Rubio e ilustrado por Montse Mazorriaga, editado por ElPoblet Edicions.



La Princesa de este cuento vive entre dos castillos porqué tiene dos padres y dos madres, el Papa y la Mamu, y la Mama y el Papu. Cada semana vive en uno de los castillos, uno encima de una montaña y el otro abajo en el valle.




Ésta mujer podría ser yo XD

Para ir de un castillo al otro, la princesa va en bicicleta, pero va tan rápido que no se fija en lo que va pisando por el camino y le estropea cada semana las plantas al pobre Drac, que se jubiló de hacer fechorías y sólo se dedica a su huerto y sus plantas.

El pobre Drac está preocupado porqué por más que se esfuerza y lee libros de jardinería sus plantas se mueren cada semana, hasta que descubre que las plantas se mueren por culpa de la princesa.

Un día el Drac intercepta a la Princesa justo cuando le está chafando las plantas, le quita la bici y la castiga dejando a la niña en el tejado para que reflexione sobre lo que ha hecho. Pero ella sólo piensa en su bici.

Pasadas unas horas, y viendo que la Princesa no aparece por ninguno de los castillos, Papa y Papu salen a buscarla y oyen como ésta grita "quiero mi bici" desde el tejado de casa del Drac.

Ambos padres la hacen reflexionar y consiguen que Princesa y Drac hagan un trato: la pequeña le ayudará con las plantas y él le arreglará la bici y la perdonará. Y por si un caso plantará rosales al lado del huerto por si la princesa se despista y se desvía del camino que no le vuelva a pisar las plantas.




¿No me digáis que la historia no es chula? Y lo más importante, ¡con mensaje!

Pero lo siento mucho, porqué a algunos os voy a dar una mala noticia, sólo está en catalán, aunque no creo que los castellano-hablantes tuvieseis muchos problemas para entenderlo.

Si os gusta animaros a comprarlo, porque además de llevaros un bonito cuento ayudaréis a una pequeña editorial y hay que hacer crecer el mundo literario, que pocas ayudas recibe.

20/4/16

Miércoles Mudo #11 - Astérix Pop-Up


Siguiendo con las recomendaciones de cara a las compras de Sant Jordi os dejo esta maravilla de cuento de Astérix. Tiene unos pop-up increíbles.

Se llama Astérix, el Pop-Up y lo edita Salvat.



19/4/16

Boolino - Max diu Bona Nit

Hoy quiero reseñaros un nuevo cuento que nos ha mandado Boolino. Se trata de Max diu Bona Nit (Max dice buenas noches) de Ed Vere, editado por Editorial Joventud. Uno de los cuentos que más me ha gustado entre las adquisiciones del último año para nuestro rincón de lectura.



Max diu Bona Nit, relata la historia de un gato que después del ritual previo a irse a dormir de asearse, lavarse los dientes, etc., parece que no tiene mucho sueño y para hacer tiempo, tiene la necesidad de decirle buenas noches a todo el mundo, Luna incluida, pero ésta resulta que está tapada por una nube.

Para poder decirle buenas noche a la Luna recorrerá un largo camino hasta posicionarse lo suficientemente cerca para que le pueda escuchar, y el consiguiente camino de vuelta hasta su cama, a la que llega totalmente exhausto y se duerme nada más estirarse.



A mi parecer es un libro para niños que llevan un tiempo leyendo, ya que está escrito con letra de imprenta.

Los gráficos me encantan; no son los típico dibujos muy infantiles. Se trata de dibujos elaborados pero pequeños y en colores más bien oscuros, con fondos lisos de un solo color, por lo que no atrae a los niños pre-lectores como los míos, y más bien lo hace a niños de 7-8 años.



¡Ah! Se me olvidaba, además de Max diu Bona Nit, podéis encontrar otro cuento con más de sus aventuras.

18/4/16

Món Llibre

Este pasado fin de semana se podía disfrutar en Barcelona de Món Llibre, una especie de festival de libros infantils que prepara el terreno de cara a Sant Jordi.



Siempre me habían hablado muy bien de Món Llibre y cuando me llegó una invitación para la presentación para bloggers de dicho evento casi salto de alegría, pero cuán equivocada estaba... Creo que mi expectación era demasiado grande y el primer palo me lo llevé en la "presentación".

Como es un evento enfocado en el público infantil pregunté si podía llevar a toda la familia, a lo que me respondieron que ningún problema. Así que el viernes para allí que fuimos, primero N y yo y luego mi marido con los mellis.

Al llegar me acerqué a chafardear el espacio Micro Shakespeare, y pensé que era una lástima porqué N era pequeño y no podía interactuar conmigo en ese mini espectáculo y que los mellis llegarían tarde para probarlo.

Durante la espera, y cuando ya estábamos varias de las bloggers convocadas a la presentación, nos llevamos la primera gran decepción. Según las encargadas que estaban por allí, nadie les había informado de que hubiese una presentación para blogueras, aquello era una presentación para profesionales del sector literario y de bibliotecas, y ninguno de los espectáculos que se enseñaban era para niños menores de 8 años, que seguro que les daba miedo porque estaban muy oscuros.



El espectáculo Micro Shakespeare, por ejemplo, constaba de diferentes mesas que servían de pequeños escenarios con un banco delante, en el que un adulto se pone unos cascos donde un audio le guía para que explique una obra de Shakespeare mediante objetos a los espectadores que están sentados en el banco de enfrente, comiendo palomitas y oyendo la obra también a través de unos cascos.

Sé que A hubiese disfrutado porqué se mete mucho en las historias y más si quién la guía somos sus padres, pero según la organización no era para niños de su edad y no nos dejaron probarlo, por lo que ayer cuando fuimos ya ni volvimos a intentar que nos dejasen pasar.

Pero seguro que les daba miedo o no lo entenderían... Y a esa explicación se añadió que les reenviáramos el mail de nuestra convocatoria, que allí no conocían a la chica que nos había invitado, que fuésemos a hablar más lejos que molestábamos con el ruido a quiénes estaba viendo Momo, niños no toquéis esto que se rompe...

En fin... Os podéis imaginar las caras y el malestar de las que estábamos allí.

Al final entre una organización y otra se dieron cuenta del malentendido y nos hicieron la visita guiada.

He de decir que la decoración era genial, los dibujos de Joan Turu, pero pasábamos por todas las estancias muy rápido y sin dar tiempo a los niños de manipular y disfrutar de los materiales que había.



Os juro que pensé que vale, que ese sentimiento de "los niños están estorbando" debía ser por los nervios de que debían tenerlo todo a punto para el día siguiente que era el estreno de Món Llibre, pero es que ayer, cuando fuimos nosotros cinco y mi madre, nos encontramos muchos despropósitos...

Llegamos pronto para ser de los primeros y así poder estar sin aglomeraciones, poder tener sitio en el cuentacuentos de "En Teo descobreix el món" y luego que tuviesen tiempo de disfrutar de los espacios antes de volvernos para casa a comer.

Estábamos en la cola, y ley de Murphy, a X le entran ganas de ir al baño. Y claro, ilusos de nosotros, pensamos que si le decíamos a los vigilantes de la entrada que necesitábamos pasar un momentín para llevar a la niña al baño, nos dejarían pasar. Pero no, estaba cerrado y no se podía.

Repetimos que era sólo un momento, que la niña necesitaba ir al baño y que saldríamos rápido, que no pretendíamos colarnos, pero nada de nada. En cambio el vigilante de la facultad de historia de enfrente fue muy amable, nos puso su código para darnos acceso y nos indicó dónde estaba el baño.

Pasado el momento baño, a los 10 minutos abrieron puertas y fuimos directos en busca del espacio 13 a ver a Teo, pero en ningún sitio ponía el número 13 (el resto de espacios tenían todos número), y al final dimos con él porqué tenía un puzzle gigante en el suelo con Geronimo Stilton, pero cómo a nosotros le estaba pasando a mucha gente y 5 personas de la organización no supieron indicarnos donde estaba.

Por cierto, ese puzzle en principio no podía pisarse ni nadie podía sentarse encima porqué tenía que salir bonito en las fotos (palabras de la chica que hacía el cuentacuentos), pero viendo la solana que caía en una parte del espacio 13 al final esa misma chica dijo que los que estaban al sol se sentasen encima del puzzle.

El resumen del cuentacuentos de Teo fue un montón de niños dispersos porque apenas se oía (un micro y un altavoz no cuestan demasiado de poner), una persona disfraza de Teo que poco hacía, y A diciendo que eso no era un cuento, que explicaban cosas sueltas.

Como apenas había sombra en el exterior (más sombrillas o toldos no estarían mal) pensamos en ir todos a la biblioteca de 0 a 3 años, pero a mi madre le tocó quedarse fuera porqué el cochecito no podía entrar en ese espacio y el párking de cochecitos estaba lleno. ¿Y sabéis que vimos dentro? Unos cuantos cochecitos...

Pero lo que lo supera todo, es que en un espacio para niños de 0 a 3 años, haya una persona paseando un cartel pidiendo ¡silencio!

¿Niños menores de 4 años callados? Imposible. Pero es que aunque todos los niños que había se callasen, los adultos tendríamos que hablar igual para explicarles los cuentos.

Al salir nos encontramos a otras familias de la guardería y lo más comentado fue ese cartel...



En definitiva, ¿sabéis de lo que más disfrutaron mis hijos? De las paradas de las librerías, donde compramos los cuentos de Sant Jordi de manera adelantada y que no han sido pocos, porque les dejaron trastear sin ponerles pegas, les dejaron llevarse los libros a un rincón y mirarlos tranquilamente, les preguntaron que cuentos de los que tienen en casa les gustan más para ayudarles a escoger, y además les daban globos.



Pero también tengo un apunte para esas librerías... Si Món Llibre es el Sant Jordi de los niños, ya podrían hacer el descuento en el precio del día de Sant Jordi.

Y hasta aquí mi crónica de un evento que para mí es una muy bonita idea para acercar la literatura a los niños, pero que no han organizado teniendo en cuenta las necesidades de los niños (como mínimo de los más pequeños).

Espero que para la próxima, antes de idear nada, pidan opinión a las familias que han asistido este año.

15/4/16

¿Amamantar es un abuso?

Ayer vi la noticia de que una mujer está esperando que la juzguen, porqué según el juez, abusó sexualmente de su hija de 7 años.

¿Sabéis cuál es el supuesto abuso? AMAMANTARLA.

Sí, habéis leído bien. Y esto no ha pasado en un país subdesarrollado dónde se menosprecie la libertad personal, los derechos de la mujer o de la población en general, no. Esto ha pasado en ¡Suiza!

Yo pensaba que los países europeos gozaban de un alto sentido común, que tenían acceso a información veraz y contrastada de estudios médicos y antropológicos, que tenían comités que entienden de alimentación y lactancia materna que pueden explicarle a un juez que la leche materna alimenta tenga la edad que tenga un niño, que es imposible amamantar a un niño que no quiere pecho (yo misma intenté amamantar a mi hijo mayor y no lo conseguí nunca), que sabían que la OMS da como algo normal amamantar hasta los 7 años por lo que se entiende hay quién lo hace siendo más mayor...

No tengo ni idea de derecho, pero supongo que se podrá alegar en contra de esa acusación y se me ocurren varias maneras:

  1. Presentar un estudio microbiológico de la leche de la madre para demostrar que no es aire y que alimenta aunque la niña tenga 7 años.
  2. Que un psicólogo infantil le pregunte a la niña si a ella le gustaba tomar pecho o no quería y se la obligaba.
  3. Que federaciones, asociaciones o la OMS directamente presente informes en los que se explique al juez que la lactancia en normal a esa edad y mientras ambas partes del binomio madre-hijo/a quieran.
Me cabrea, y mucho, ver que porque la sociedad en general vea las tetas como un órgano sexual erótico, y haya dejado de lado su función fisiológica de alimentar a la cría, que por algo somos mamíferos, puedan pasar cosas así.

Sobre la actuación del padre de la niña, que es quién interpuso la denuncia y de rebote ha sido multado, sólo diré que me parece LAMENTABLE que para conseguir la custodia, tomara la decisión de denunciar a su ex-mujer.

Noticia en francés: 20 minutes

14/4/16

Mastitis y tratamientos

Es bastante común oir hablar de mastitis si estás cerca de madres lactantes, pero no siempre utilizamos bien esa palabra.

He oído muchas, pero muchas veces, hablar de mastitis cuando simplemente se trataba de una ingurgitación mamaria por la subida de leche de los primeros días o después de una crisis de crecimiento, cuando la madre ya no está tan acostumbrada a tener los pechos "llenos".

Algo que la gente desconoce es que una mastitis implica tener una infección y además hay diferentes tipos de mastitis. Os las describo:

Mastitis aguda:

Es la que más se conoce y a la que todo el mundo llama mastitis, a secas.

Se caracteriza por dar fiebre alta, más de 38-38,5ºC, dejarte hecha polvo como cuando tienes un gripazo y no puedes ni levantarte de la cama, y además es casi seguro que la mujer tendrá un bulto doloroso, enrojecido y caliente en algún cuadrante del pecho.

En este caso el tratamiento sería:

  • no interrumpir la lactancia (aunque haya infección la leche sigue siendo buena para el bebé)
  • drenar el pecho si el bebé sólo no consigue hacerlo
  • tomar anti-inflamatorios
  • hacer reposo
  • tomar probióticos

Si pasadas 24h no ha mejorado el estado de la madre habría que acudir al médico para que paute antibióticos.

Mastitis subaguda:

En este caso no tiene porqué haber fiebre y la sintomatología típica es dolor intenso en los pezones al amamantar con sensación de pinchazos o quemazón que puede ir acompañado de obstrucciones de repetición, conductos taponados que aparecen en forma de perlas de leche, y sensación de que el bebé tiene dificultades para extraer la leche (tomas muy largas, frecuentes, tironea del pecho...).

El tratamiento que suele funcionar bien es la toma de probióticos (tipo Lactanza). En el caso de que con los probióticos sigan apareciendo los síntomas hay que acudir al médico para la pauta de antibiótico.

En el caso de mastitis subaguda no está indicado pinchar las perlas de leche, porque puede causar más dolor e inflamación.

Mastitis subclínica:

En este caso la madre no presenta dolor, pero tendrá obstrucciones de repetición, conductos taponados y el bebé tendrá dificultades para extraer la leche, lo que implica tomas largas y frecuentes o que también tironee del pecho.

En estos casos se recomienda el tratamiento de probióticos.

Cuando sea necesario tomar antibióticos, lo idea sería que el médico lo hiciera en base a los resultados de un estudio microbiológico de la leche, para ver exactamente de que infección se trata y poder escoger adecuadamente el antibiótico.

Si el médico prescribe directamente amoxicilina os recomiendo que acudáis a otro médico, porqué ésta por sí sola puede ser inútil o aumentar el problema.

Para conseguir la muestra de leche, la extracción debe hacerse de manera manual (previo lavado de manos y uñas con agua caliente y secado con toalla limpia o servilleta desechable), y sin haberse puesto crema en el pecho en las últimas 24h. 

No se recomienda hacer la extracción con sacaleches porqué hay piezas de éste que pueden no estar bien limpias y podrían influir en el resultado del estudio microbiológico.

Para el estudio sólo se necesita 1 ml de leche de cada pecho, por lo que es fácil conseguir extraerlo de manera manual.

Si la madre lactante está tomando probióticos y es necesario que tome antibióticos, es aconsejable interrumpir la toma de probióticos. Los antibióticos anulan el efecto de los probióticos y viendo lo que cuestan no vale la pena tomarlos para nada.

Una vez se acaba la toma de los antibióticos, que normalmente dura 10 días para evitar recaídas, se vuelve a tomar los probióticos habitualmente.


Espero haberos resuelto dudas sobre las mastitis. ¿Sabíais que había diferentes tipos?




12/4/16

Marco y etiquetas de Selfpackaging

Hace días os enseñaba por twitter la foto con el material para la segunda colaboración con SelfPackaging y por fin he conseguido acabarla.




Tengo que contaros que esta vez me ha costado más terminarla porqué mi hija ha querido ayudarme y con niños pequeños todo se ralentiza... Eso de contarle que era un detalle para el día de la madre y que quería que me ayudase a decorar las etiquetas para regalos (las llamamos así porqué es donde siempre ponemos los nombres de a quién va dirigido el regalo) ha hecho que le diéramos muchas vueltas a cómo decorar el marco de cartón, pero aquí tenéis el resultado.

Apunte... Hay tanto rosa porque X es muy fan del rosa, y aunque a mí no me guste, por ella acabo tragando.


Mi hija me ayudó a elegir el orden de los washitapes de colores flúor, a pintar las etiquetas y a estampar los detalles.

El marco interior de color rosa no está pegado en su parte superior, lo que permite intercambiar las fotos. Porque este marco además es caja y esconde un montón de fotos en su interior.




Las fotos son de 10 x 10 cm y para no liarme a hacer retoques en el pc y luego tener que pasarme media hora en la tienda de fotos del barrio para comprobar que se centrasen dentro de un formato de mayor tamaño, me puse a investigar aplicaciones con las que puedes seleccionar fotos directamente del móvil e instagram y te las mandan reveladas a casa.

Después de mirar varias apps y comparar comentarios sobre ellas y el precio me decidí a pedir el revelado a Paper Lover, y tres días después tenía las fotos en casa listas para añadirlas al cuadro de SelfPackaging, aprovechando la propia caja con la que las envían como contenedor para las fotos de recambio del marco.

¿Qué os parece el resultado? ¿A que es resultón?

Os aseguro que es muy sencillo y rápido de hacer. ¿Os animáis? 

11/4/16

Con LIDL al Handmade Festival

El pasado viernes acudí a la tercera edición del Handmade Festival de Barcelona y tengo que decir que aunque me lo pasé genial, como los dos años anteriores, la sensación fue que tanto la afluencia de público como la cantidad de talleres y expositores habían disminuido y mucho.



No puedo hablar de cifras porqué las desconozco, pero la sensación era que se veía todo más ancho y haber pasado de ver cualquier rincón aprovechado a pensar que suerte tiene la organización de contar con expositores grandes como LIDL o Bauhaus que les llenan medio pabellón.

LIDL me invitó a un taller de cocina junto con otras compañeras bloggers en el que nos presentaron su nuevo robot de cocina, la panificadora y la liquadora.

El robot de cocina, para que me entendáis, es como una Thermomix pero asequible al bolsillo de la gran mayoría de personas, porque en vez de valer 1.100€, el robot de LIDL marca SilverCrest cuesta 199€ y permite hacer todo igual menos pesar, pero yo diría que por 900€ te puedes comprar muchas básculas de precisión.




Durante el taller contamos con la presencia de Eva Hausmann y Alba Ruiz quienes nos prepararon, junto con cuatro compañeras bloggers, una bisque de marisco, pan de tomate, queso y romero, y dos tipos de smoothies.

Todo estaba riquísimo, aunque reconozco que no probé el smoothy de espinacas. Demasiado verde para mi gusto.



Por cierto, con la panificadora podéis hacer, a parte de pan de varios tipos, masa para pizza y bizcochos, y mermelada. Esta última función no la conocía.

En el stand de LIDL también se organizaban continuamente talleres de scrapbooking (ese cúter circular tiene que ser mío algún día), costura y jardinería.

Como sabéis, siempre que LIDL tiene ofertas puntuales de este tipo, los artículos vuelan, pero si os bajáis la app podréis tener más presente cuando salen las ofertas.

Después del taller pude dar una vuelta a todo el recinto y chafardear el resto de stands, incluso hacer un pequeño taller del que no me gustó mucho ni la organización ni el resultado, pero os dejo una pequeña relación de imágenes.

Destacar la presencia de los talleres que hacía Xènia Barrull y Marta Juez de diferentes técnicas de scrapbooking, o los talleres infantiles de Jumping Clay Poblenou.

A parte de lo bonitos y enormes que eran los stands de LIDL y Bauhaus, otros stands más pequeños que me encantaron fueron el de Instax, Staedler (me hubiera pasado la tarde pintando allí), el de Stars&Rockets y la tornería Germans Castells. Dignos de mención por sus artículos o decoración.



Y no me acordé hasta que estaba en el metro de que quería haber participado en los concursos de SelfPackaging y Bauhaus... Demasiadas cosas en la cabeza y demasiado pendiente del reloj.

En fin, la visita a Handmade Festival siempre es un placer y espero que la organización consiga que la feria crezca de nuevo el año próximo.

¿Y vosotros habéis ido? ¿Os ha gustado? ¿Qué os ha parecido respecto a otras ediciones?

4/4/16

Al teatro con Kids&US

El sábado, mientras yo hacía el examen del curso de asesora de lactancia, los mellis se fueron con su padre a ver la obra que promocionaba Kids&Us en el Casino de l'Aliança de Poblenou.

Se trata de Jan&Julia: Let's Go Camping!, una obra de teatro con una gran parte de los diálogos en inglés, pensada para niños a partir de unos cuatro años.




En la obra Jan y Julia se van de acampada el fin de semana con su niñera.

Durante el fin de semana dormirán en una tienda de campaña, explicarán historias cerca del fuego, se irán de paseo por el bosque, a pescar...

Mientras relatan todas sus aventuras inciden varias veces en el vocabulario, repitiendo los nombres de los animales que se encuentran por el bosque por ejemplo, además de interactuar con los niños haciéndoles participar en las diferentes acciones.



Tengo que decir que los mellis llegaron a casa encantados, explicando cosas de la obra y que habían ayudado a Jan a pescar con sus peces azules y yo pude seguir un poco la historia con el librito que les dieron, de donde han salido las fotos.

Añadir la mención a la amabilidad del personal de staff que atendió a los niños y nos llenó la casa de globos.



Somos asiduos a llevar a los niños al teatro y desde ya, añadimos a la agenda las futuras obras de teatro de Kids&Us.


¿Vosotros lleváis a los peques al teatro?

FEDECATA - mi paso por el curso

El pasado sábado acabó el curso presencial de asesora de lactancia de FEDECATA (Federación Catalana de grupos de apoyo a la lactancia).

Imagen AlbaLactància
Han sido séis sábados intensos, compartiendo muchas horas con más de 100 mujeres, unos cuántos hombres interesados en aprender más sobre lactancia materna, y muchos maridos que apoyaban a las mamás con la logística de los más pequeños. Y sin olvidar a otros muchos padres co-responsables que se han quedado con los niños en casa.

Han sido séis sábados intensos escuchando a ponentes de gran nivel, muy buenos comunicadores, que nos han hecho aprender muchísimo, reflexionar más y abrir nuestra mente para eliminar tabús que muchas veces nos impone nuestro entorno.

Han sido séis sábados intensos, en los que me faltaban manos para tomar apuntes y tuitear a la vez toda la información que me parecía no sólo interesante sino relevante.

Han sido séis sábados intensos en los que al final de la tarde ya no sabía ni cómo sentarme, con pocos apuntes de las últimas horas y con los ojos chinos por la luz tenue.

Pero han sido séis sábado estupendos que voy a echar de menos. He aprendido mucho, he conocido gente maravillosa, aun tengo más ganas de profundizar en temas de lactancia materna y ha sido un tiempo para disfrutar sólo yo y desconectar de los malos ratos.

Aún soy una simple novata a la que le faltan muchas horas de prácticas, pero sólo con lo aprendido allí ya he podido ayudar a varias madres lactantes en apuros de diferente tipo. Porque no sólo hemos aprendido que pasa en nuestro cuerpo para que salga la leche o cómo es un buen agarre al pecho; hemos aprendido que a parte de la fisiología, la psicología juega un papel muy importante y hay que dar apoyo y empoderar a las madres.

Me alegro, y mucho, de que muchas compañeras y compañeros del curso sean profesionales del mundo sanitario, ya que muchos tabús y problemas vienen del desconocimiento a los que se nos induce.

También me alegro de haber topado con los pediatras y enfermeras que tengo para mis hijos, que por suerte ya estaban formados e informados en lactancia materna.

Gracias a toda la gente que nos interesamos en esta materia se romperán muchos muros, se desmentirán afirmaciones categóricas, se empoderará a las madres, y se anularán muchos juicios de valor.

Ha sido un placer asistir a este curso y espero con ansia el momento de empezar las prácticas y el curso online.

A todas las asesoras y ponentes, gracias y mil veces gracias. Disfrutad del congreso de Fedalma.

PD: insisto en que Inma Pablos debería convertirse en youtuber ya mismo. A ver si quienes la conocéis la podéis convencer.