29/7/15

Sesiones de fotos - Esto Va De Amor

La semana pasada tuvimos el placer de hacernos una sesión de fotos con Ann, la fotógrafa que está detrás de Esto Va De AmorUna chica estupendísima, que prepara con muchísimo mimo todas las sesiones y que se especializa en fotografía familiar.



Si os pasáis por su web o fanpage podréis ver las fotos tan chulas que hace a recién nacidos, bebés, niños, embarazadas, familias enteras e incluso algunas de boda.

Fotos preciosas de estudio y en exterior, con mucho colorido, divertidísimas, y lo que para mí es lo mejor, respetando a los niños, dándoles tiempo, proponiéndoles juegos y esperando a que ellos se sientan seguros.

Antes de la sesión de fotos Anghara te pasa un cuestionario por mail para ver las aficiones de las familia, rincones que traen recuerdos especiales o incluso colores favoritos. Hace sesiones especiales adaptadas a las épocas del año enmarcándolas con un atrezzo elegido especialmente para cada ocasión y además cuenta con la colaboración de artesanas que le proporcionan elementos de decoración preciosos para niños.

La conocí por casualidad a través de facebook y le regalé al padre de las criaturas una sesión para su primer día del padre, cuando los mellis tenían 7 meses. Eran bebés y aun así se lo pasaron pipa en la sesión.

Conejita de Pascua

Esta vez ha sido la madrina de N quién nos ha regalado la sesión, para que su ahijado también fuese retratado por ella.

Cabe decir que el pobre N no tenía buen día por la dentición y que al día siguiente se puso con fiebre, pero aun así salieron fotos chulísimas y el problema lo vamos a tener ahora para escoger unas cuantas entre las 500 fotos que nos hizo!

Os dejo algunas de momentos chulos de la sesión. No salimos de cara porqué ya sabéis que no acostumbro a publicar fotos de mi familia en mis perfiles públicos, pero os invito a pasaros por la web de Esto Va De Amor para que veáis el gran trabajo que hace.










27/7/15

Belly painting

¿Habéis oído hablar del Belly Painting?

Se trata de pintar la barriga de una embaraza, pero no cualquier dibujo cutre con pintalabios o eyeliner... Nooo! Se hacen verdaderas obras de arte!

El verano pasado, con mi barriga de unas 32 semanas, aproveche el arte pictórico de mi prima para que me pintase unos dibujos que me habían gustado y llevarme un bonito recuerdo del embarazo.




Fueron más de dos horas pintando cada dibujo, pero quedaron chulísimos y tengo las foto de recuerdo.

Si tenéis alguien conocido a quién le guste pintar, o conocéis a algún profesional que haga belly painting os animo a probarlo. Además de quedaros con un recuerdo genial en forma de foto, la sensación de que te pinten la barriga y el bebé lo note y reacciones es muy chula.

Os dejo algunas fotos que he encontrado en pinterest por si queréis inspiración:






24/7/15

Imprescindibles para viajar con niños

Hoy quiero hablaros de todos esos artículos de puericultura que veo imprescindibles cuando sales de viaje con bebés. Me reitero en que no es un post patrocinado y que simplemente es mi humilde opinión basada en mi propia experiencia.

Hay que puntualizar que nosotros vamos a casas de familiares o conocidos y que nos tenemos que llevar de todo. Entiendo que si vas a hoteles deben tener varias de estas cosas disponibles, pero no lo sé...

Me salto la fase coche, porqué todos y todas sabemos que los niños tienen que ir en sistemas de retención homologados y que la mejor manera de viajar hasta que necesites una silla de grupo II es a contramarcha. Se han escrito muchos posts estos últimos días que seguro que ya habéis leído y por tanto no me repito más.

Propuestas para dormir si no colecháis:

Cuna de viaje: cómo ya os dije en este post, para mí la más práctica es la Ligth de Babybjörn. Es la más cómoda de transportar, pesa muy poco y lleva la estructura y colchón en un mismo bulto.


Sábanas fantasma: mis hijos no las han usado nunca pero se las he visto a unos amigos y me parecen una gran opción también. Pueden parecer muy extrañas pero evitan las caídas y ocupan lo que una sábana normal. Y además las hay ¡gemelares!


Barandillas: si ya son más grandes y tienen claro que tirarse de cabeza desde una cama no es buena idea con unas barandillas plegables podéis solucionar el tema caídas y ocupan poco espacio en el coche.

Colchones en el suelo: cuando nos juntamos todos en casa de mis suegros y faltan camas nuestra solución para que duerman los mellis es poner unos colchones de maxicuna en el suelo. Es una buena solución pero si tenéis los colchones en el destino, porque llevarlos arriba y abajo no es nada práctico.
Si tenéis que transportarlos es mejor comprar las típicas colchonetas de guardería que se plegan.



Propuestas para comer:

Tronas de viaje: nosotros hemos usado las Stokke y unas Olmitos. La Stokke la veo más segura porque con el arnés de cinco puntos no hay riesgo de caída, pero estar tan cogidos para comer a mis hijos no les gustaba. Lo bueno de ésta es que al ser de madera pasándole un trapo queda limpia.


Las Olmito son más blandas, más divertidas por el diseño y pesan menos, pero abultan más y el arnés va bastante ancho, con lo que si tenéis bebés pequeños como eran los míos tenéis que ir al tanto de que no se caigan.

Trona Olmito


Son desenfundables y se pueden lavar a máquina sin problemas, así que aunque es muy probable que se ensucien rápido son fáciles de lavar.

Cuando son más grandes, ambas van muy bien como elevadores.

Tronas de tela: son lo que menos ocupa de lo que llevo visto hasta el momento en el mercado de puericultura, pero lo que no me gusta es que al no elevar no llegan a la mesa.


Termos: si vais de pic-nic os recomiendo los termos de Bebé-duE. Aguantan muchísimas hora la comida caliente, quedan perfectamente herméticos y están disponibles en diferentes tamaños.


Neveritas: no puedo evitar recomendaros las bolsas térmicas 3 Sprouts. De un tamaño perfecto para los peques y de diseños súper divertidos.


Propuestas para el baño:

Presa de bañera: las he descubierto hace poco y si solo tenéis un bebé creo que es ideal tanto para casa como para ir de viaje. Solo por la reducción de espacio y el ahorro de agua la veo ideal.


Bañera de viaje: aquí me decanto por la Stokke porque plegada es una maravilla. Habíamos usado una hinchable, pero el simple hecho de tener que hincharla a pulmón ya es un rollo...


Si el baby es muy peque podéis usar el lavamanos a modo de bañera directamente. Yo lo he hecho en casa hasta que ya no cabían o tenían intenciones de abrir ellos mismos el grifo.

Si tenéis gemelos, mellizos o sois familia numerosa hay que estudiar muy bien el espacio de todos los trastos que hay que llevar de arriba para abajo, así que espero que os hayan servido de algo mis recomendaciones.

Espero vuestros comentarios.

22/7/15

Monomaternidad o tener solo un hijo

Como bien sabéis, nunca he tenido solo un hijo. Empecé directamente siendo "bimadre" con los mellis y poco después de cumplir éstos los dos añitos llegó N convirtiéndonos en familia numerosa.

Pues tengo una noticia, a partir del lunes nos convertiremos en padres a cargo de solo un hijo entre semana.

Este año, por primera vez, dejaremos a los mellizos con los abuelos una semana y con los yayos dos más. Este planning junto con la canguro que tienen ahora, es la mejor opción que hemos encontrado para gestionar las vacaciones escolares, poder hacer vacaciones el papi y yo a la vez, y reservar días para la adaptación del cole y de la guardería.

Seremos familia numerosa cada fin de semana, pero entre semana estaremos solo con N, quién seguirá en Barcelona con su canguro.

No hemos querido abusar de los abuelos dejando a los tres críos para que no acaben agotados ellos, ni herniados... Ya sabemos lo que demanda un bebé con su juego es que estés a su altura, con lo que hay que estar tirado por el suelo todo el día y a ciertas edades aguantar eso una tarde tiene un pase, pero muchos días seguidos pasa factura.

Así que por primera vez en nuestra vida descubriremos cómo es ser padres de un solo bebé durante más de 24 horas seguidas.

Nos vemos tan "libres" que ya estamos programando un montón de actividades por las tardes, preparar el regalo de cumpleaños de los mellis e incluso planteándonos salir a cenar.

Ir a según que sitios, como por ejemplo de rebajas, con tres niños no lo veo factible, pero con uno solo debe ser la mar de fácil. O tomarse un café tranquilamente sin que las lenguas de trapo de los mellis se metan en la conversación continuamente.

Y si hablamos de la de trastos que me ahorraré llevar encima... Ropa de recambio para tres, botellas de agua (no sabéis lo que llegan a beber estos niños) y fruta y galletas para un regimiento, juguetes para el parque/motos/patinetes, y un largo etcétera, que se reducirá a una pequeña bolsa cómodamente puesta en el cochecito de N.

Me veo con una mano libre y pudiendo dominar el mundo.

De verdad os digo que no me quejo para nada de mi trimaternidad y que echaré mucho de menos a los mellis. Sin ellos mi vida ahora mismo no tendría sentido y no conseguiría afrontar el día a día y olvidarme de todos los problemas que circulan a mi alrededor. Pero creo que podremos incluso descansar algún rato y también nos irá bien.

¿Alguna sugerencia o plan blogueril para las próximas tres semanas? Creo que me sería fácil poder asistir.

20/7/15

Mellizos - Regalos de nacimiento

¿Vais a ser padres de gemelos o mellizos y no sabéis qué pedir? ¿Conoces a alguien que tendrá dos bebés en breve y no sabes que regalarles?

Pues aquí os dejo algunas ideas de productos que me han ido muy bien, con precios variados para todos los bolsillos, regalar de manera individual o colectivamente.

Ante todo, si regaláis juguetes primero preguntad a los padres si mejor una o dos unidades, porqué si es algo pequeño será perfecto que llevéis uno para cada peque, pero como sea algo grande o con músicas odiosas mejor que llevéis sólo uno para compartir entre los dos....

Mobiliario o artículos grandes de puericultura (normalmente adjudicados a familia, padrinos o grupos grandes de amigos por el precio que tienen):


  • Cunas. Tenéis infinita variedad de modelos, tamaños, colores y precios, así que elijan los padres y que os digan dónde tenéis que ir a comprarlas. Nosotros heredamos unas de Micuna que además son convertibles y ahora las usamos de cama infantil, con lo que su vida útil es más larga y el precio no varia demasiado respecto una normal. Pero si unas cunas convertibles me encantan son las gemelares de Muebles Ros, simplemente geniales!
Cuna convertible Muebles Ros

  • Cochecito. Como con las cunas también tenéis infinidad de modelos y precios, así que preguntad también. Yo fui partidaria de cochecito con plegado tipo paraguas y que se reclinase del todo para ahorrarme los cucos. Y uno de los que más me gustaba fue un Cosatto, que tiene unos diseños muy chulos y es un pelín más pequeño que el Maclaren cuando lo plegas.
Cochecito Cosatto

  • Silla de coche. Es un regalazo! Aquí también hay cientos de modelos, pero a mi entender no sirve cualquiera. Para comprar una sillita hay que informarse muy bien, y os recomiendo leeros muy bien los infomes de test de seguridad antes de comprar una cualquiera. En seguridad no hay que escatimar dinero.
Silla Axkid

  • Hamacas. Tremendamente útiles! Muchos padres no tienen mucha idea de modelos, pero pensad en lo que ocupan todos los trastos de dos bebés y buscad hamacas que plegadas ocupen muy poco. Yo soy muy fan de la hamaca babybjörn porque plegada queda muy muy plana y las podía esconder bajo el sofá.
Hamaca Babybjörn

  • Tronas. Éstas pueden regalarse cuando los peques ya tengan más de 5 meses, así no tenemos por casa tanto trasto antes de necesitar su uso. Me repito respecto otros post, pero las tronas evolutivas son una muy buena opción porque se usarán durante muchísimo tiempo.
Trona Tripp Trapp Stoke


Pasando a cosas más pequeñas, pero siempre útiles y necesarias:
  • Ropa y complementos de cama. Ésto lo podríais añadir al pack de las cunas si habéis conseguido recaudar un buen bote, o comprarlo a parte. Yo aquí soy muy fan de intentar comprar a artesanos o artesanas que se curran muchísimo colchan o protectores hechos a mano. Productos de calidad, con tejidos de algodón 100%, con diseños preciosos y comprados a comercios de "proximidad".
La Famille Doudou

  • Complementos para cochecito. Aquí se incluyen sacos, capotas, colchonetas, adaptadores... Un gran mundo de artículos que los que no son padres no saben que existen o piensan que se incluyen en los cochecitos, pero no solo existen sino que no van incluidos y valen una pasta...

  • Toallas. Siempre de dos en dos, pero con tener quita y pon es suficiente. Una gran premisa es que puedan secarse en la secadora, que os aseguro que las lavadoras se multiplican demasiado y los tendederos se quedan cortos...
  • Packs de jabones. Aquí os diría que os esperéis a que los padres os informen de si los peques tienen piel atópica o no para saber que tipo de jabones/champús/crema/colonia comprar. Mis mellizos van a cumplir tres años y aun no he tenido que comprar gel de ducha.

  • Pañales. Esos grandes incomprendidos!!! Hay mucha gente reacia a regalar pañales, pero os aseguro que es un gran regalo para padres de múltiples. No os podéis imaginar la de pañales que se usan en una casa con múltiples, así que aunque no lo parezca ayudaréis y mucho a la economía familiar múltiple si lleváis un paquete de pañales.

  • Si los bebés toman leche de fórmula esto también puede ser un gran regalo. Pensad que un bebé normalmente viene a gastar un bote de leche a la semana, y éstos cuestan una media de 20€ el bote, así que imaginaros el gasto.
En cuanto a ropa os aseguro que vale más regalar tarjetas regalo. Se tiende a acumular mucha ropa de una misma talla que luego queda pequeña sin usar, así que mejor las tarjetas regalo para que los padres puedan ir comprando según la necesidad. O si me apuráis preguntadles antes que necesitan en ese momento, pero luego llevadlo en un breve espacio de tiempo o puede pasar que ya lo hayan tenido que comprar o haya quedado pequeño...

Hasta aquí mi pequeña lista de ideas, a la que podría añadir horas de canguro para que los padres puedan descansar un poco ;)





15/7/15

Boolino - Cucas y el Pastelero Mágico

Hace unos días recibimos un nuevo cuento de la mano de Boolino. Esta vez se trata de Cucas y el Pastelero Mágico de Anxo Fariña.

Cucas es un personaje que entra en el mundo de los pasteles y se encuentra con un Pastelero muy nervioso porque ya no sabe que ingredientes usar para crear nuevos pasteles y dulces.

El pequeño Cucas le hace ver que tiene todo un abanico de posibilidades en las frutas, y que los pasteles no tienen porqué llevar sólo cosas con niveles enormes de azúcar y grasas.



Creó que hacer ver a los niños que con una fruta puede salir algo tan rico como un pastel nos da la posibilidad de crear hábitos alimentarios más saludables.

Igual véis forzado el tema, pero en esta casa tratamos de buscar la mejor moraleja de cualquier cuento.

El libro es corto, unas 22 páginas, y lleno de color. Ideal para niños pre-lectores por su impacto visual.

El tipo de letra usado en los textos es letra ligada, con textos cortos y no en todas las páginas, por lo que puede ser una buena opción en niños que se inician en la lectura. Leer con ellos un párrafo cada día puede venir bien para completar la lectura del cuento en una semana más o menos.

Además el cuento trae una sorpresa al final, un pequeño juego que mis mellizos de menos de tres años supieron hacer sin problemas.

No os lo recomiendo para niños más pequeños porqué el papel de las páginas es más bien fino y podrían romperlas.

Espero que os guste.

14/7/15

Carta a la maestra de mis hijos

Querida M,

No sé si algún día leerás estas palabras,  pero necesito escribirlas.

Mañana A y X acaban su primera etapa escolar. El primer ciclo de educación infantil llega a su fin, y solo volverán a la guarde de visita para recoger algún día a su hermano.

Recuerdo el día de la primera reunión que hicimos contigo y con L, el día que descubrimos que tú serías la Educadora de nuestros hijos, donde lo primero que propusiste fue que nos sentásemos en círculo, le diste a una madre un ovillo de trapillo y propusiste que nos fuésemos presentando uno a uno y pasándonos el hilo. Al acabar las presentaciones el centro del círculo era una red, y nos demostraste que todos formábamos parte de ella, de manera que entre todos formaríamos la red que sostendría a nuestros hijos, y que les ayudaría a crecer. Todos formábamos la Escuela.

En la entrevista personal, cuando te presentamos a nuestros hijos y viste cómo actuamos con ellos no dudaste en unirte y sentarte en el suelo. Y no solo eso, nos demostraste que te encantaba esa manera de hacer y que lo ideal es estar a su altura. Nos reforzaste en esto y nos animaste a seguir haciéndolo.

El día a día nos ha demostrado que eres la mejor maestra que podrían haber tenido nuestros hijos, y la mejor asesora en este viaje que podríamos tener nosotros.

Gracias a ti, la adaptación fue muy bien y nosotros nos quedamos muy tranquilos al saber que los dejábamos en buenas manos.

Pasar, mínimo, media hora cada día hablando contigo (y algunas tardes enteras), y que los peques hayan visto nuestra buena relación hace que aun estén mejor contigo. Se desviven por ti, ver los besos y abrazos que te dan en cualquier momento del día a mí me dibujan una sonrisa.

Siempre hemos podido contar contigo para que nos ayudes a gestionar momentos difíciles con los mellis. Con la llegada de N y su ingreso nos ayudaste mucho, muchísimo.

X lo estaba pasando muy mal, yo peor por su reacción y nos ayudaste a ambas. Con ella, y otros compañeros de clase que estaban igual, tratando mucho el tema hermanitos en clase, y conmigo ofreciéndote a escucharme, darme ánimo e incluso acompañándome al llorar.

Hemos podido salir a cenar con par de padres más, has venido a las fiestas infantiles al salir de la Escuela, viniste a merendar a casa... Para nosotros esta cercanía no tiene precio.

Me he ofrecido para ayudarte siempre que he podido, hacer de interlocutora con el resto de padres y madres de la clase para transmitir recados de tu padre, me he quedado a recoger contigo la clase, he buscado material... Pequeños hechos que han intentado demostrarte mi agradecimiento y las ganas de compartir la crianza de mis hijos dentro de la guarde también.

La semana pasada supimos que también serás la Educadora de N, y no miento al decir que salté de alegría, literalmente.

No me despido de ti porque seguiremos compartiendo tiempo de crianza, esta vez de N, durante dos cursos más, pero echaré mucho de menos el acompañamiento que nos das con los mellizos.

Hoy he leído los informes que has redactado sobre A y X, y no he podido evitar emocionarme al leer el último párrafo que nos dedicas en cada uno de ellos.

Solo me queda decir,

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, POR SER COMO ERES Y POR AYUDAR A CRECER A NUESTROS HIJOS

10/7/15

INFERTILIDAD

Antes de abordar el tema quiero decir que a mí la palabra infertilidad no me gusta.

No me gusta porque muchas veces se usa para dar un diagnóstico que en realidad no dice que no puedas tener hijos, sino que tienes problemas para concebir pero con un poco de ayuda puedes lograrlo.

Que algo te cueste no quiere decir que no seas capaz de hacerlo, así que si os encontráis con una carrera de obstáculos pensad en la meta y no en las vallas que haya que saltar por el camino.

Para nosotros, lograr el embarazo de los mellizos supuso un año, con diferentes actuaciones antes de alcanzar la doble meta.

Antes de empezar la búsqueda ta sabía que era probable que nos costase un poco porque estaba diagnosticada de SOP (síndrome del ovario poliquístico), y tenía ciertos retrasos en la regla, pero tenía la esperanza de que diez años tomando pastillas hubiesen puesto a mis hormonas un poco en su sitio.

Pero no, nada más lejos de la realidad. Pasó todo lo contrario y aun tenía las hormonas más revueltas...

Por suerte, sin buscarlo, caí en manos de una ginecóloga experta en fertilidad que decidió que quería verme a los tres meses de anunciarle que acababa de dejar las pastillas para buscar un bebé, si no conseguía el embarazo.

Y allí volví a los tres meses, porque no, no había habido suerte y lo único que había hecho es llorar al aparecer la de rojo después de tres semanas de retraso.

Analítica exahustiva, control ecográfico y siguiente paso: probar una estimulación de la ovulación con citrato de clomifeno (Omifin si hablamos de marcas), e inducción de la ovulación con coriogonadotropina alfa, cuya marca más conocida es el Ovitrelle, porque a ver quién tiene narices de acordarse del nombrecito...

Este tratamiento consiste en tomar una pastilla de Omifin durante cinco días a partir del tercer día del ciclo menstrual.

Sobre el día 10 del ciclo sigues un control ecográfico para ver como van creciendo los folículos de los ovarios, y cuando tienen un tamaño concreto la ginecóloga te dice que te pinches (sí, sí, pincharse una misma) el Ovitrelle para que se liberen los óvulos y tengas relaciones cuatro días seguidos.

Podéis pensar que menuda juerga cuatro días seguidos dale que te pego, pero os aseguro que una cosa es hacerlo porque surge y otra porque toca.

A partir de la ovulación hay que ponerse progesterona hasta que llega la regla o consigues el positivo en el test de embarazo.

Así estuvimos tres ciclos, aumentando la dosis de Omifin y nada, ni llegábamos a hacernos los tests de embarazo.

Ahí la gine decidió comprobar la calidad espermática del futuro padre darnos su opinión sobre qué camino tomar después.

Tres seminogramas diferentes con tres resultados distintos: teratozoospermia, oligoastenoteratozoospermia y astenoteratozoospermia.

Traducido para los mortales no médicos:
  • Terato: mala morfología
  • Oligo: poca cantidad
  • Asteno: poca movilidad
Lo que se repetía en todos los resultados era la mala morfología, que no está demostrado que implique no que pueda fecundar, pero lo complica. Pero el problema era que nos encontrábamos con un "esperma cambiante", lo que quiere decir que un día la muestra puede estar bien y al siguiente fatal.

El siguiente paso era decidir si probar con inseminación artificial (IA) o fecundación in vitro (FIV), y visto que contábamos con el problemilla del esperma cambiante nos decidimos por la FIV, por si seguíamos todo el tratamiento de la IA y llegado el día nos encontrábamos con una muestra mala.

El ciclo de FIV para una mujer es un coñazo tostón. Cada día durante 10-15 días tienes que inyectarte las dosis de hormonas artificiales que te indica la gine ( Gonal, Puregon...), y para funcionen tienes que pincharte cada día a la misma hora.

La dosis de medicación y la combinación de fármacos te la van ajustando según como ven que reaccionas los ovarios mediante control ecográfico. Y además también te hacen analíticas para comprobar los niveles de estradiol en sangre.

Cuando lo ven todo a punto te pinchas el Ovitrelle y pasas por quirófano, donde te sedan y mientras duermes una buena siesta te aspiran todos los óvulos que has generado.

En mi caso acabé con hiperestimulación y me sacaron 22 óvulos, de los cuáles 12 eran maduros. Luego, en un laboratorio juntan óvulos y esperma, debidamente escogidos, y al día siguiente te dicen cuántos han fecundado.

De nuestros 12 se fecundaron 11, pero "solo" 9 siguieron evolucionando.

Dos días después vuelves a la clínica, te bebés medio litro de agua y te implantan los dos embriones de mejor calidad (implantación de embriones frescos). El resto de embriones los congelan por si los necesitas más adelante.

A partir de ahí empieza la beta-espera... Ese período de impaciencia, poniéndote progesterona por un tubo, en el que estás atenta a cualquier posible cambio en tu cuerpo. Cambios que no llegan y que el día de la analítica acaban confirmando lo que ya sabías; que esos embriones tan bonitos no han querido quedarse contigo.

Te recuperas rápido del tropezón y empiezas con la Meriestra y la progesterona (medicamentos para un ciclo con embriones congelados) para preparar tu cuerpo para tus frigobebés.

Te confirman que han descongelado dos embriones y evolucionan bien, así que vuelves a la clínica donde te implantan dos blastocitos (embriones de 5 días) y tú empiezas a hablarles para convencerles de que después de haber pasado por un congelador, que mejor que quedarse calentitos en el vientre de mamá.

Esta vez la beta-espera te pilla en navidades, estás menos pendiente de tu cuerpo, disfrutas de tu entorno sin pensar si ésto es bueno o aquello malo, y decides que te harás un test de embarazo la tarde anterior a la Beta por si da negativo llorar a tus anchas en casa y que no te dé el bajón en la oficina y te tengas que esconder en el baño.

Recuerdo exactamente el día que me hice el test de embarazo y la beta.

El test de embarazo me lo hice el día 2 de enero de 2012 por la tarde al volver de la oficina. Quería esperarme a que mi chico también estuviese en casa pero tenía muchísimas ganas de hacer pipí y no puede aguantar. A los cinco segundo aparecieron las dos rayitas muy marcadas. Simplemente saltamos de alegría y nos fundimos en un gran abrazo cuando le enseñé el test.

El 3 de enero a las 8 en punto de la mañana estaba en el consultorio de análisis clínicos, pero esta vez la mar de tranquila, ya tenía mi positivo y me dejé pinchar con una gran sonrisa.

El subidón más grande llegó comentando el resultado de la Beta con la ginecóloga. Había dado 912 y ella ya estaba convencida de que los dos frigobebés habían decidido quedarse.

El camino había sido duro, pero lo habíamos logrado.

2/7/15

Lactancia y entorno

Igual el título del post os parece un poco extraño, pero lo que quiero explicar es cómo mi entorno quiso influir en mi lactancia.

Si estás decidida a dar pecho a tu bebé o a tus bebés lo primero es tener claro que los humanos somos mamíferos y estamos diseñadas para dar amamantar.

Es cierto que hay casos de mujeres que no pueden dar el pecho, por A o por B, pero de antemano no tenemos que ponernos en la situación de que no vamos a poder sino todo lo contrario, somos perfectamente capaces de hacerlo y de afrontar posibles problemas que surjan.

Si vas a ser madre de mellizos, o vas a tener un bebé y aun lactas a tu hijo mayor, también puedes amamantarlos, y no por ser dos no vas a poder hacerlo. ¿Verdad que tienes dos pechos? Pues uno en cada lado.

Yo no conseguí amamantar a los dos mellizos, pero no porque no quisiese yo o no me viese capaz, sino porque A prefirió el biberón. Siempre ha sido vago para comer, desde que nació.

En cambio combiné siete meses de lactancia en tándem con X y N. Y suerte tuvo N de que su hermana mamase, porque me da a mí que es igual de vaguete que su hermano en este aspecto.

Si he llegado a los 34 meses de lactancia es porque he hecho oídos sordos a muchos comentarios de mi entorno. Y en cuánto a entorno me refiero a familiares, amigos y gente que pasaba por ahí y que opinaba sin venir a cuento.

Como habéis leído en el post sobre la lactancia de X el inicio de la lactancia no fue fácil por la separación de muchas horas después de la cesárea y el ingreso de los mellis en neonatos, la logística cuando tienes un bebé en el hospital y otro en casa, la entrada en juego de biberones desde el minuto cero… En fin, que cuando pasas por eso, o tienes claro que quieres amamantar o es fácil caer rápido en la leche de fórmula.

Primero, estando embarazada de los mellizos, hablas con la gente de tu alrededor de lactancia materna y te dicen que estás loca, que dar de mamar a dos bebés a la vez debe ser absolutamente agotador y que existe la leche de fórmula por algo. Pero pasas y asistes súper atenta al monográfico de lactancia de las clases pre-parto y la doula que te da la charla te anima y te explica todo lo que necesitas sobre posturas y logística para ir igualando los horarios de los dos bebés.

Nacen tus hijos, e intentas establecer la lactancia casi un día después de que hayan nacido. Con A falla, y cuando propones darle pecho a X la primera opinión que recibes es que no funcionará porque es muy pequeña, no tendrá instinto ni fuerza para mamar, pero que tú misma. Y sí, yo misma, cogí a la peque con su vía y sensores enchufados y siguiendo los consejos sobre posturas de la doula empiezas a colocarla, pero ella misma busca el camino y se agarra a la perfección. ¡Logro conseguido!

Durante el mes que X pasa en el hospital rezas para que no se acostumbre al biberón y rechace el pecho, pero es una niña de teta y cuando estoy yo presente que no intenten darle nada más. Gracias a X y a mi insistencia, la en esa unidad de neonatos ahora la lactancia materna es a demanda.

A los dos meses la familia empieza a decirte que te plantees empezar a reducir la lactancia materna para cuando toque volver a trabajar. Pasas de responder directamente porque sabes que hasta que tengan siete meses estarás con ellos.

Llega la primera crisis de crecimiento (comúnmente llamada crisis de lactancia) y llega la gran frase “ya no tienes suficiente leche, tendrás que darle suplemento”, pero estás suficientemente informada al respecto y sabes que en tres días tendrás la leche que ella necesita si la pones al pecho tanto como ella demande.

Por otro lado viene una amiga y te dice que le pongas un horario, que se vaya acostumbrando a esperar a la hora que le toque. Oídos sordos y más oídos sordos. Si a la lactancia materna le pones horario se acaba el binomio demanda-oferta, que no al contrario, y la lactancia se va al traste.

Con la entrada en juego de la alimentación complementaria aparece un resquicio de calma y la gente deja de opinar durante una temporada, pero a la que se acerca el año vuelven a aparecer no solo los comentarios, sino que empiezan a juzgarte… Que si te has vuelto una hippy, que si para que das pecho aun si ya no la alimenta, que si se te van a quedar las tetas como calcetines

Mi respuesta ante todo esto: es lo mejor que puede tomar y mientras ella quiera y a mí no me moleste seguirá mamando.

Las que me conocéis sabéis que cabezona soy un rato y si tengo que soltar un moco lo suelto. Más vale una vez morada que cien colorá.

Y entonces anuncias tu nuevo embarazo y todo el mundo vuelve a la carga. Que si la prolactina puede ser mala para el embarazo, que si te duele por qué sigues dándole, que te van a dar contracciones por el aumento de la oxitocina, que si tienes que destetarla antes de que nazca el bebé, blablablá!

¡Pesados todos! La prolactina no es mala para el embarazo, me duele pero me aguanto, si me dan contracciones le pido a X que pare y ella para, y por supuesto no voy a destetarla por el simple hecho de que vaya a tener un hermano. Esas fueron mis respuestas.

Y el colofón viene cuando nace N y los grandes entendidos en lactancia (ironía en modo on) se atreven a decir que X al mamar le quita la comida a su hermano pequeño.

En el post sobre la lactancia de N ya leísteis como ha sido su lactancia y lo fácil que la ha tenido gracias a su hermana.

En fin, la moraleja de este post es que si creéis en la lactancia materna no os dejéis influenciar por nadie que os la quiera tirar por el suelo. Solo aceptan comentarios si son por prescripción médica y en el caso que sea expresamente necesario, que por desgracia aún son pocos médicos que tienen formación sobre lactancia materna.

Y moraleja dos, informaros todo lo que podáis antes de tener a vuestros bebés para que seáis más fuertes ante esas personas que querrán influiros.


Y vosotras, ¿habéis tenido que aguantar muchos comentarios y callado muchas bocas?