30/1/15

Organizar juguetes

¡Hola a tod@s!

No sé si vuestros hijos acostumbran a recoger sus juguetes o si después de guardarlos los encuentran con facilidad, y quería explicaros como nos organizamos nosotros.

En el nuevo piso tenemos la habitación de jugar, pero en el anterior piso la zona de juegos estaba en el comedor y también usábamos el mismo sistema.

Para saber donde está todo y donde hay que guardarlo luego, tenemos organizada la habitación por rincones temáticos:

- Cocinita, mercado, carro de compra y cestos con el menaje y la "comida". La nevera de la cocinita como no tiene estantes, la convertimos en el escobero.

- Coches, carreteras, vías y vehículos varios.

- Animales, ya sean de plástico, ganchillo o fieltro.

- Musicales (desde el piano a la pandereta).

- Muñecos, cochecitos, cuna...

- Pelotas y raquetas (para A un colador viejo sirve de raqueta).

- Puzzles

- Cuentos, folios y colores

- Disfraces

Desde que comenzaron a gatear les explicamos donde iba cada cosa y de esa manera ellos asumieron que debían devolver cada cosa al sitio de donde la habían sacado.

Empezaron la guardería y eran los únicos que la segunda semana ya lo recogían todo sin tener que explicarles donde poner las cosas cada día.

Pensadlo bien... Los humanos somos animales de costumbres y rutinas. Si los adultos siempre guardamos los calcetines en el mismo cajón, y los platos en el mismo armario, ¿por qué no hacer lo mismo con los juguetes?

A nosotros nos ha ido muy bien hasta el momento.

¿Cómo os organizáis en vuestras casas?

13/1/15

Lactancia en tándem

¡Hola a tod@s!

Este post viene relacionado con el de "Monstruua" y su lactancia.

A sus casi 29 meses, mi hija aun toma pecho. No se destetó durante el embarazo y no quise destetarla ni tengo intención de hacerlo por el momento, aunque mucha gente a nuestro alrededor opine que es raro, ya es muy mayor, piensen que le quita comida a su hermanito, blablabla...

Bastante duro está siendo para ella que mami tenga que repartirse entre un hermano más como para dejarla sin ese vínculo tan grande que tiene conmigo. Aun lo pasaría peor y en consecuencia yo también.

Para N el inicio de la lactancia fue fácil. Yo no había dejado de producir leche durante el embarazo, aunque había bajado mucho la producción.

A la media hora de salir del paritorio, N estaba cogido perfectamente al pecho y con leche en la boca.

Todos los bebés pierden peso al nacer, pero N antes de las 48h de vida estaba recuperándolo. Y yo a la vez tenía un subidón de leche que hacía que me doliesen los pechos al mínimo roce.

Los primeros 10 días no conseguía que entre N y X me vaciasen, pero tenía que aguantar sin sacaleches para qui mi cuerpo se acostumbrase a la demanda que se le pedía y se regulase la producción.

Al príncipio, mientras X mamaba, si el peque pedía comer me los ponía a la vez. A X le hacía gracia ver a N haciendo lo mismo que ella y no se quejaba, pero tal cual acababa N quería que lo cogiese otra persona.

Viendo que se ponía triste, que no sabía gestionar las emociones que la acaparaban, y que me reclamaba más, dejé de ponerles a la vez. De esta manera cuando ella mama me tiene en exclusiva para ella.

Solo toma pecho dos veces al día, antes de ir a la guarde y justo al volver, y es nuestro momento, sin más. Ve que no la dejo de lado y se la ve más feliz.

N, por su parte, ha necesitado usar chupete desde antes del mes porqué necesitaba relajarse succionando pero se agobiaba con tanta leche. Lo ha tenido tan fácil que ahora se queja cuando no sale la leche a chorro.

Esta es mi experiencia hasta el momento. Si hay novedades en nuestro tándem os lo diré ;)

9/1/15

Navidad, navidad, dulce navidad

¡Hola a tod@s!

Mi último post fue muy muy de desahogo, lo reconozco, pero ya lo advertí nada más empezarlo.

Realmente fueron unos días muy difíciles para mí en los que llegué a plantearme si tenía depresión post-parto porqué, simplemente, no era yo misma. Soy una persona muy activa, que nada más levantarme se pone a hacer cosas, pero esos días solo tenía ganas de vegetar en el sofá y llorar mucho.

La verdad es que la Navidad con los mellizos no ha sido fácil... La primera semana de vacaciones estuvieron insoportables, pero poco a poco han ido a mejor. X ya vuelve a ser una niña sonriente, que se queja por todo, pero vuelve a tener su sonrisa habitual. Y A vuelve a ser el cachondo que suelta una gran carcajada viendo como Peppa Pig choca contra un jarrón. De N solo puedo decir que sigue siendo un santito que ha aprendido a hacer siestas de 3h a mediodía, así que da mucho margen para que los papis comamos tranquilamente.

Pero el objetivo del post de hoy es explicaros cositas DIY navideñas que me ha dado por hacer este año y que a los peques les ha encantado.

Lo primero un calendario de adviento hecho con un mantel de papel, una ramita de árbol e hilo.


Con el mantel de papel se hacen los sobres para cada día. Esos sobres se atan a la rama y a partir de ahí a decorarlo como os guste. En mi caso hay dos juntos porqué lo hice para los mellizos. N está claro que no come chocolate, así que ya se lo haremos el próximo año.

Otra de las cosas que he hecho han sido postales.
Éstas a base de cartulina, hilo y estrellas de papel:


Y éstas con washi tapes y gomets de estrellas:


No podía faltar el farolillo para la cabalgata de Reyes. Lo hice con una cartulina que pintaron los niños, una vela, hilo y otra ramita de árbol:


Los peques habían aprendido esta canción y no les podía faltar el farolillo:

Amb la llum del fanalet,
jo aniré a esperar els tres reis,
perquè portin moltes coses,
pau i joia a tots els nens.

Para acabar, estoy haciendo un álbum de scrapbook a modo de Diario de Navidad, pero permitidme que de este no cuelgue más fotos que la de la portada. Tiene fotos familiares que prefiero no publicar.


Aquí queda mi Navidad DIY. Manualidades que me permiten ratos solo para mí y hacen que me olvide de todo.

Espero que os hayan gustado y os dé ideas para las próximas navidades.